Helado de vainilla casero

¡Hola! ¿Tenéis heladera? Pues si os gustan los helados ya os podéis estar haciendo con una, porque acabo de descubrir los helados caseros y... buff, sin palabras.


Después de muchos años por fin me he hecho con la heladera para la KitchenAid y, madre mía, ¡que maravilla! La he estrenado con esta receta de helado de vainilla que sólo he modificado un pelín, y el resultado ha sido espectacular. Así que prepararos porque ya os aseguro que no va a ser la última. 
Lo único que aún no os puedo explicar es la conservación de los helado. por lo poco que he leído de este tema parece que si están muchos días en el congelador cristalizan y pierden la fantástica textura que tienen recién hechos. También he leído que si se usa azúcar invertido esto no pasa, pero aún no lo he probado. Prometo manteneros informados.


HELADO DE VAINILLA CASERO

Ingredientes:
  • 320 gr de leche
  • 1 vaina de vainilla o una cucharada de extracto de vainilla
  • 130 gr de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • Una pizca de sal
  • 400 ml de nata para montar (38% materia grasa - puede ser menos, pero variará la cremosidad del helado)

Ponemos la leche en un cazo y calentamos. Abrimos la vaina y añadimos las semillas a la leche. A la que empiece a hervir, retiramos del fuego, añadimos la vaina y la dejamos infusionar durante media hora. Si no tenéis vaina de vainilla y usáis extracto, omitid este paso.

En el bol de la Kitchenaid (o en uno normal si no tenéis Kitchenaid), mezclamos los huevos con el azúcar. Añadimos la leche (y el extracto de vainilla si optáis por esta opción) y mezclamos bien.
Lo ponemos todo de nuevo en un cazo y calentamos hasta que llegue a 80º (usad un termómetro de cocina- si no tenéis, calentad la mezcla sin que llegue a hervir)

Retiráis del fuego y dejáis enfriar completamente. Una vez fría, la dejamos en la nevera hasta el día siguiente**.

Ya solo queda verter la mezcla en la heladera y esperar unos 20 minutos. Pasamos la mezcla a un recipiente y la dejamos en el congelador unas 3 o 4 horas para que el helado quede más consistente, y ¡a disfrutar!

**Yo sólo tuve la mezcla en la nevera unos 10 minutos y ha quedado estupendo, así que si no podéis/queréis esperar podéis no hacerlo y en principio, la receta no debería resentir-se. Eso sí, esperad a que la mezcla este fría antes de verterla en la heladera.



Comentarios

Entradas populares