martes, 28 de octubre de 2014

Bundt Cake de limón con doble glaseado

Rápido, fácil... y delicioso.

A veces no hay que complicarse la vida, aunque tendemos a pensar que aquello más complicado, más elaborado y trabajado será mejor que algo que podamos preparar en un poco más de una hora.


Las tartas de cumpleaños para mi madre han sido un buen ejemplo de la evolución que he ido teniendo en esto de la repostería. Empecé en el 2011, con 5 meses de experiencia en esto de la repostería creativa, muchas ganas pero poca técnica, con lo que terminé con una tarta horrible que acabé por rediseñar a última hora con fondant, y que acabó siendo una tarta medio decente. En 2012, un poco más curtida, y habiendo hecho ya mis primeros pinitos en esto de las flores de azúcar, hice una tarta bastante más elegante y mejor ejecutada que el año anterior. Y el año pasado, con esto del fondant ya bastante dominado me decanté por una tarta temática sobre patchwork que creo que quedó bastante resultona.
Así que este año tocaba superarse. Tenía una idea bastante clara de lo que quería hacer, pero el tiempo se me echó encima, y me quedé sin ninguna posibilidad de hacer una tarta decorada decente.



Así que empecé a buscar alternativas que me permitiesen hacer una postre que, al menos, de sabor, estuviese a la altura de las circunstancias. La primera idea era un layer cake, pero por problemas de transporte tuve que buscar algo aún más sencillo. Un bundt cake era perfecto. Y ya que estábamos, era un buen momento para huir del típico chocolate y probar algún sabor más: limón. el resultado es un bundt cake super esponjoso que queda rico no, lo siguiente. Triunfó mucho más que cualquier tarta de fondant, y aunque no arrancó exclamaciones por su aspecto, el hecho de que entre cinco personas nos comiésemos más de la mitad deja claro de que triunfó el sabor.

La receta del bund la he adaptado de éste bund de limón del blog "Sprinkle some sugar", y para el glaseado de vainilla me he basado en el que usan para decorar este otro bund cake de limon de "White on Rice Couple". Con los cambios que he hecho en la receta queda un bizcocho esponjoso y húmedo pero compacto, con lo que funcionará perfectamente para un layer cake o para un tarta cubierta con fondant.


BUNDT CAKE DE LIMÓN CON DOBLE GLASEADO

Ingredientes:

Para el bundt:

  • 290 gr de harina
  • 2 1/4 teaspoon de levadura
  • 1/2 teaspoon de sal
  • 4 huevos
  • 400 gr de azúcar
  • 1 teaspoon de extracto de vainilla
  • la ralladura de la piel de un limón
  • 40 ml de zumo de limón
  • 140 gr de mantequilla
  • 200 ml de nata para montar
Para el primer glaseado:
  • 180 gr de azúcar glass
  • 50 ml de zumo de limon
Para el segundo glaseado:
  • 120 gr de azúcar glass
  • 1 teaspoon de extracto de vainilla
  • 30-40 ml de nata líquida
Precalentamos el horno a 175º con calor arriba y abajo y engrasamos bien un molde de bundt cake. (yo usó un aceite en spray, es lo mejor y lo más eficaz que he probado)

Mezclamos los ingredientes secos en un bol y reservamos. 
En el bol de la batidora, batimos los huevos y añadimos el azúcar poco a poco. Sin dejar de batir, añadimos la vainilla, la ralladura y el zumo de limón. Poco a poco incorporamos los ingredientes secos.
En un cazo pequeño ponemos a fuego medio la mantequilla y la nata, hasta que la matequilla se haya deshecho por completo, y lo añadimos a la mezcla que ya teníamos.
Ponemos la masa en el molde de bund y horneamos unos 25 minutos. Ponemos el horno sólo con calor abajo y dejamos unos 20-25 minutos más, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.
Sacamos el molde del horno y lo dejamos reposar no más de 10 minutos. Le damos la vuelta sobre una rejilla, desmoldamos con cuidado y lo vamos dejando enfríar.

Mientras, preparamos el primer glaseado de limón. Mezclamos el zumo con el azúcar removiendo bien con unas varillas, y con el bundt aún templado, echamos el glaseado por encima.

Una vez que el bundt esté frío, preparamos el glaseado final. Con las varillas, mezclamos la nata, la vainilla y el azúcar glass. Podéis jugar con añadir mas o menos azúcar o más o menos nata para conseguir una consistencia más líquida o más espesa según prefiráis. Cubrimos el bunt cake con el glaseado y ya estará listo para servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!