martes, 22 de octubre de 2013

Magdalenas - Así de simple

Llevo más de dos años haciendo cupcakes, y en todo este tiempo he explicado un sinfín de veces a familiares, amigos, compañeros y conocidos la diferencia entre cupcakes y magdalenas.

Pero he de confesar que, a pesar de que conozco perfectamente la teoría, hasta el viernes pasado la práctica la tenía al 50%. Y es que el viernes pasado horneé mis primeras magdalenas.


Hace un mes y medio David me regaló el libro de Xavier Barriga Bollería, y desde entonces lo he estado mirando y remirando sin decidirme.

Pero el viernes pasado encontré un par de horas libres (no seguidas, pero en este caso iba perfecto) y decidí atacar con una una receta que se las prometía fácil y rápida.


He adaptado un poco las medidas para poder hacerla con sólo dos huevos (la receta orginal pide 125 gr de huevos, y yo no tenía suficientes)



MAGDALENAS CLÁSICAS

 Ingredientes (para 15 magdalenas)
  • 2 huevos
  • 170 gr de azúcar
  • 55 ml de leche
  • 180 ml de aceite de oliva suave
  • 200 gr de harina
  • 6 gr de levadura química
  • una poco de canela

Batimos a velocidad media los huevos y el azúcar. Bajamos un poco la velocidad y añadimos la leche y después el aceite.
Mezclamos la harina, la canela y la levadura, y la añadimos a la mezcla poco a poco.
Guardamos la mezcla en la nevera tapada con un trapo de cocina, y la dejamos reposar durante una hora como mínimo.
Precalentamos el horno a 250º, y preparamos la bandeja para las magdalenas con sus cápsulas correspondientes. Sacamos la mezcla de la nevera, la removemos con una espátula y repartimos la masa en las cápsulas. Podemos dejarlas tal cual o ponerles azúcar por encima (o cualquier cosa que se os ocurra - yo a estas les he puesto azúcar y virutas de chocolate con leche y chocolate blanco).
Bajamos la temperatura del horno a 210º, y horneamos las magdalenas unos 15 minutos.
Sacamos las magdalenas del horno, dejamos reposar unos 5 minutos, desmoldamos y las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.