lunes, 30 de septiembre de 2013

Galletas de azúcar

Último día de septiembre...

Aunque el otoño llegó la semana pasada, me da la sensación de que es hoy cuando realmente empieza a estar entre nosotros. Será porque septiembre no me suena a otoño para nada y octubre sí. Además, hoy aquí en Barcelona el día está gris, así que se acentúa la sensación... aunque seguimos de manga corta.


Pero vamos a lo que nos ocupa... ¡¡Galletas!!
Os aseguro que son las galletas más fáciles de hacer que hayáis visto jamás, y ni os cuento como están... son un peligro, de esas que no puedes comer solo una.


La receta está sacada del libro "Cookies!", que compré en Estados Unidos en Junio, y la verdad es que ha resultado ser todo lo que prometía: simple, rápida y deliciosa.

Para la decoración de las galletas he usado chocolate desecho, pero podéis dejarlas tal cual, o cambiar el chocolate por glasa, por ejemplo.


GALLETAS DE AZÚCAR

Ingredientes (para unas 40 galletas)

  • 175 gr de harina
  • 115 gr de mantequilla
  • 220 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita (teaspoon) de extracto de vainilla
  • 3/4 cucharadita (teaspoon) de levadura química
  • una pizca de sal
Precalentamos el horno a 175º y preparamos dos bandejas con papel de horno antiadherente.

En un bol, mezclamos la harina, la sal y la levadura química.

En el bol de la batidora, mezclamos el azúcar y la mantequilla durante un par de minutos. Añadimos el huevo y la vainilla y batimos hasta que los dos ingredientes se hayan incorporado bien a la mezcla. Bajamos la velocidad y añadimos la mezcla de la harina hasta tener una masa homogénea.

Repartimos la masa en la bandeja usando como medida una cucharadita por galleta, dejando una separación de unos dos dedos entre cada una, ya que la masa se estira completamente en el horno (así que no debemos preocuparnos por aplastar la masa en la bandeja)

Horneamos durante 10-12 minutos hasta que estén doradas. sacamos del horno, dejamos reposar unos 5-10 minutos y trasladamos las galletas a una rejilla donde dejamos enfriar completamente.




domingo, 8 de septiembre de 2013

Duffins de canela

¡He vuelto!
Lo reconozco, he estado bastante inactiva este verano, la verdad es que me daba bastante pereza ponerme a hornear, a parte de que he andado muy liada.
Pero estoy segura de que me vais a perdonar después de la receta de hoy. 


Les he llamado duffins, porque aunque no dejan de ser unos muffins, entre el agujerito y el sabor, recuerdan un poquito a los donuts (y de ahí la "d").


Si además os gusta la canela, ¡os van a encantar! No os asustéis por la cantidad de ingredientes y de preparados (relleno, cobertura, masa de los muffins...), os aseguro que son muy muy fáciles de hacer. Probadlo y me contáis...


DUFFINS DE CANELA

Ingredientes (para 18 muffins)
 
    para el relleno
  • 45 gr de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 5 gr (1 + 1/2 tablespoon) de canela molida
    para la masa
  • 375 gr de harina
  • 1/4 teaspoon de bicarbonato sódico
  • 2 + 1/2 teaspoon de   levadura química
  • una pizca de sal
  • 1/4 teaspoon de nuez moscada
  • 1/4 teaspoon de canela molida
  • 240 ml de leche
  • 50 ml de buttermilk
  • 115 gr de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 170 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
    para el "rebozado"
  • 25 gr de mantequilla derretida
  • 100 gr de azúcar, mezclada con 1/2 tablespoon de canela molida
Empezamos preparando el relleno mezclando la mantequilla, el azúcar moreno y la canela, hasta obtener una pasta homogénea y la dejamos enfriar en la nevera.

Para los muffins, empezamos precalentando el horno a 175º. Preparamos unas bandejas para cupcakes con cápsulas o simplemente engrasando las cavidades.
Tamizamos la harina, la levadura el bicarbonato, la sal, la nuez moscada y la canela y reservamos. En un bol o una jarra, mezclamos la leche y el buttermilk.
Ene l bol de la batidora, batimos la mantequilla unos dos minutos hasta que tenga una textura cremosa. Bajamos un poco la velocidad y poco a poco añadimos el azúcar. Añadimos los huevos de uno en uno.
Añadimos la mezcla de los ingredientes secos en tres tandas, alternando con la mezcla de leche, empezando y acabando con la mezcla de harina.
Con la ayuda de una cuchara para helados, repartimos la masa en las cavidades de los moldes. Sacamos de la nevera la mezcla para el relleno y hacemos pequeñas bolas. Con cuidado, las colocamos en el centro de la masa de cada muffin y presionamos ligeramente hacia dentro.
Horneamos durante unos 20 minutos (como siempre, dependiendo del horno). Sacamos, dejamos reposar 5 minutos, sacamos los muffins del molde y los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para el rebozado final, pincelamos cada muffin con la mantequilla derretida y "sumergimos" en el bol donde tenemos la mezcla del azúcar y la canela.