martes, 25 de junio de 2013

Bica gallega... el retorno (y uno de los mejores bizcochos que probaréis jamás)

Bueno, esta vez sí que sí.  A pesar de leer en todos los sitios que la auténtica bica de Trives ( la que según parecía sí que era la que yo comía de pequeña) se elabora con manteca de vaca y que no tengo ni idea de dónde conseguirla, y a pesar de que de todas las recetas cogí la que parecía más fácil (cosa que muchas veces acaba dando un resultado espantoso), esta vez, lo he conseguido. Esta es, sin lugar a dudas, la bica que yo tomaba de pequeña.


Y ahora os estaréis preguntando... ¿y a mi qué? Bueno, pues sólo os pido una cosa. La receta es de lo más fácil que hay, así que hornead una, os la tomáis para desayunar, y luego me contáis.


Porque aunque para mí tenga valor sentimental, y el sabor me traslade instantáneamente al verano de, pongamos el 88 (o el 89, o el 87), os aseguro que es uno de los bizcochos más deliciosos que habréis probado jamás. 


Es jugoso, consistente pero sin llegar a empachar y sabe a gloria. Además, aguanta muy bien sin ponerse dura, así que si la hacéis, no hace falta que os la toméis de una sentada "para que no se ponga mala".


La receta la he sacado del blog Tentaciones como ya os he dicho, porque se veía muy fácil de hacer. Y así es. ¿Os animáis? No os arrepentiréis, os lo prometo.


BICA GALLEGA DE TRIVES

Ingredientes

  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 210 gr de azúcar
  • 150 gr de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 300 gr de harina
  • 200 ml de nata para montar
  • 15 gr de levadura química
Precalentamos el horno a 170º y preparamos el molde donde vayamos a hacer la bica. Podéis usar cualquier molde, pero lo tradicional es que se haga en un molde rectangular. Yo usé unos de 21x18 cm y me quedó clavado, si usáis uno un poquito más grande la bica os quedará un pelín más bajita. El molde lo cubriremos con papel de horno (también podéis engrasarlo, pero con el papel queda más auténtico)

En el bol de la batidora, batimos los huevos con el azúcar. Agregamos la mantequilla y volvemos a batir hasta que esté bien integrada. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente para que mezcle bien.
Mezclamos la harina con la levadura, y la añadimos a la mezcla junto con la nata. Batimos a velocidad baja justo hasta tener una mezcla homogénea.

Ponemos la mezcla en el molde y horneamos unos 30-40 minutos, como siempre, dependiendo de nuestro horno, hasta que al insertar un palillo éste salga seco. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente.


lunes, 17 de junio de 2013

Pupcakes... o lo que es lo mismo, cupcakes aptos para perros

Hacía mucho mucho tiempo que tenía en mente hacer unos pupcakes, es decir, unos cupcakes pero aptos para ser ingeridos por peludos de cuatro patas ( la palabreja viene de juntar puppy - perrito, cachorro. Los que tengáis perro seguro que sabéis que no es aconsejable darles cosas con azúcar, y mucho menos con chocolate, pero existen recetas sin ninguno de estos ingredientes para que nuestros compañeros caninos puedan darse un caprichito.


En este caso, el caprichito se debía al séptimo cumpleaños de nuestra perrita Sidney (bueno, lo de perrita, no sé yo, que pesa 32 kilos y medio...), y es que, aunque ella no se entera de qué va esto de los cumpleaños, nunca dice que no a cualquier tipo de manjar.



La receta es para 6 pupcakes, aunque yo sólo le puse frosting a cuatro, y luego hice 4 más pequeñitos a los que no le puse frosting para guardarlos como "premios". Esta sacada del blog Pizzazzerie, la autora del cual, por cierto, tiene un libro sobre frostings con muy muy buena pinta, que intentaré agenciarme en breve.



Si los hacéis, un par de recomendaciones: ajustad la ración al tamaño de vuestro perro, y no le deis los cuatro con frosting, al menos el mismo día, ya que es un tipo de comida a la que no están habituados y podríamos provocarles algún problema de estómago. Sobretodo, tenemos que poner sentido común y racionalidad, porque ellos no van a poder resistirse al manjar y os pedirán más, y más, y más.


PUPCAKES (CUPCAKES PARA PERROS)

Ingredientes (para 6 pupcakes)
    
    para la masa
  • 140 gr de harina
  • 8 gr (1 teaspoon) de levadura química
  • 2 gr (1/4 teaspoon) de bicarbonato soda
  • 65 gr de yogur natural
  • 20 gr de aceite de girasol
  • 20 gr de miel
  • 1 huevo grande
  • 30 gr de manzana rallada
  • 15 gr de zanahoria rallada
  • 50 gr de queso cheddar rallado

    para el frosting
  • 225 gr de queso crema
  • 20 gr de mantequilla de cacahuete
  • 20 gr de miel
Precalentamos el horno a 175º y preparamos una bandeja para cupcakes con las cápsulas que prefiramos. En un bol grande (donde realizaremos la mezcla final), mezclamos la harina, la levadura y el bicarbonato. En otro bol, mezclamos el yogur, la miel, el aceite y el huevo. Cuando estén bien combinados añadimos la zanahoria, la manzana y el queso. Finalmente, añadimos esta mezcla a la mezcla de harina y removemos hasta que esté todo bien mezclado. 

Distribuimos la mezcla entre los huecos del molde para cupcakes y horneamos unos 20 minutos hasta que al insertar un palillo éste salga limpio. Sacamos del horno y los dejamos reposar unos 5 minutos dentro del molde. Luego los sacamos y los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para el frosting, batimos con el accesorio de varillas el queso unos dos minutos. Luego añadimos la miel y la mantequilla de cachuete y batimos durante dos minutos más. Decoramos los pupcakes con la boquilla que prefiramos, intentando ignorar los saltos de nuestro perro a vuestro alrededor mientras manipuláis el frosting.



Y para acabar, os dejo unas instantáneas de la homenajeada disfrutando, y como, de los pupcakes:


martes, 4 de junio de 2013

Que la fuerza te acompañe... La estrella de la muerte


¿Os acordáis de la tarta hamburguesa que hice para el cumpleaños de mi hermano el año pasado? ¿Esa que me dijo que sería muy difícil de superar?
Pues ayer fue de nuevo su cumple. Es (de hecho, somos), fan muy pero que muy fan de Star Wars. Así que ¿que creéis?


La verdad es que tenía en mente otra tarta, muy diferente, pero un amigo me dio esta idea, así que la tarta que iba a hacer se queda para el año que viene.

Si echáis un vistazo a Internet veréis que hay verdaderas obras de arte representando la Estrella de la Muerte en azúcar, y la verdad, tenía serias dudas sobre si sería capaz de hacer algo que, al menos, se le pareciese. Evidentemente, no es, ni de lejos, la mejor Estrella de la Muerte comestible que podáis encontrar, pero teniendo en cuenta que la hice en una mañana, que era la primera vez que hacía una tarta en forma de bola, y que, como siempre, improvisé la decoración sobre la marcha, la verdad es que estoy bastante contenta con el resultado.

La tarta esta hecha con el molde de Wilton para balones, y es un brownie relleno de ganache de chocolate con leche y avellanas y cubierto de ganache de chocolate con leche. Os dejo abajo los ingredientes y preparación, que os servirá para cualquier tarta que querías hacer con este molde, o con un molde redondo o cuadrado normal.


TARTA DE BROWNIE, CHOCOLATE CON LECHE Y AVELLANAS

Ingredientes
   para el brownie
  • 140 gr de chocolate fondant 
  • 140 gr de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 300 gr de azúcar
  • 115 gr de harina
  • Una pizca de sal
   para el ganache de chocolate con leche
  • 300 gr de chocolate con leche
  • 120 ml de nata para montar
   para el ganache de chocolate con leche y avellanas
  • 150 gr de chocolate con leche y avellanas
  • 55 ml de nata para montar
Empezamos preparando el ganahe la noche anterior. Calentamos la nata en el microondas durante dos minutos para el ganache de chocolate con leche y un minuto para el de avellanas. Añadimos el chocolate troceado y removemos con unas varillas hasta que se haya disuelto completamente. Dejamos reposar toda la noche fuera de la nevera, a no ser que haga mucho calor. si lo tenemos que guardar en la nevera lo sacaremos un par de horas antes de usarlo.

Para hacer el brownie, precalentamos el horno a 180º y engrasamos los dos moldes.

En un bol apto para microondas, ponemos el chocolate y la mantequilla y calentamos en el microondas 1 minuto a 800W de potencia. Lo sacamos, con cuidado de no quemarnos, y removemos hasta que los dos ingredientes se hayan integrado perfectamente.

En otro recipiente, batimos los huevos con una pizca de sal hasta que estén espumosos. Poco a poco, añadimos el azúcar y la vainilla. Después, incorporamos el chocolate fundido y finalmente, la harina.

Dividimos la mezcla entre los dos moldes y horneamos unos 40 minutos, pinchando con un palillo para comprobar que esté hecho.

Montamos la tarta poniendo el ganache de chocolate con leche y avellanas como relleno y cubriendo con el ganache de chocolate con leche.