martes, 23 de abril de 2013

¡¡Feliz Dia de Sant Jordi!!


Hoy en Catalunya celebramos la diada de Sant Jordi. La tradición dicta que las parejas se regalan libros (a ellos) y rosas (a ellas), así que las calles se llenan de paradas de libros y rosas y aunque no es un dia festivo la gente sale a la calle en tropel.

El año pasado estaba en pleno proceso de mudanza, así que no pude celebrar la ocasión con algo dulce, pero este año sí que sí...


La verdad es que no me le he dado muchas vueltas al tema (el año que viene me lo tendré que currar un poco más), pero ya sabéis que me encantan las cosas simples y efectivas, así que si la cosa va de libros y rosas..., ¡pues no se hable más, libros y rosas!


Pasad un  muy buen día de Sant Jordi, viváis dónde viváis, que siempre está bien regalar un buen libro o una bonita rosa a la persona amada, ¿no?

sábado, 13 de abril de 2013

Cinnamon Rolls

Casi dos años llevaba yo con esta recta a cuestas. Estaba allí, en mi libreta de recetas, y cada vez que buscaba algo que hacer ahí estaban los cinnamon rolls. Y no es que no tuvieses ganas de hacerlos, no. El problema es que me encantan los cinnamon rolls, y no me veía yo capaz de hacer esta receta, sacar 12 rollitos y no engullirlos uno tras otro cual monstruo de las galletas (o de los rollitos de canela, en este caso).


Pero tener invitados en casa un día por la mañana me dio la oportunidad de preparar una bandeja enterita de rollitos y tener a 8 bocas dispuestos a disputarse los rollitos conmigo.


La receta es fácil a más no poder (no os asustéis por la cantidad de ingredientes, porque la preparación no tiene secretos), y lo único que hay que prever es tiempo para el levado de la masa (unas cuatro horas de levado, en dos tandas de 2 horas y media y 1 hora y media cada una), lo cual nos complica un poco el proceso si los queremos para desayunar, a no ser que seamos unos pájaros madrugadores capaces de levantarnos a las ¿cinco? para desayunar a las diez unos cinnamon rolls.

Como lo de levantarme a las cinco no está en mi ADN (por muchos cinnamon rolls que hayan al final del camino), busqué las soluciones por Internet  aunque en mi caso (no podía ser de otra manera) no funcionaron al 100%. Y tengo dos teorías: o Internet se equivoca, o mi frigorífico enfría demasiado (o ambas cosas al 50%).


Especifico: Según he leído, el frío ralentiza el proceso de levado, y en teoría, para dejar los rollitos preparados para cocerlos por la mañana, se debe reducir a media hora el proceso de levado y luego dejarlos en la nevera por la noche, donde acabarán de levar. Los míos no acabaron de levar del todo, así que (creo que) quedaron menos esponjosos de lo que deberían, y de ahí deduzco que mi nevera enfría demasiado, y en lugar de ralentizar el procesó lo "congeló", y ahí se quedaron a medio levar. Así que ahora tengo que ver a quién le endoso otros 12 cinnamos rolls (bueno, 11, que uno me lo comeré yo ;P ) para probar de realizar el levado como toca. Ya os contaré...

De momento, os dejo la receta, que es un mix de la masa de Tracey's Culinary Adventures y el glaseado de Abby Dodge.

Esta receta la he hecho con las medidas originales en tazas (excepto para  la mantequilla que usé un conversor) sin hacer la conversión en gramos que hago normalmente (no me gusta mucho el tema de la tazas, pero en este caso ha funcionado al 100%). Prometo poner las cantidades en gr cuando la vuelva a hacer.


CINNAMON ROLLS CON GLASEADO DE VAINILLA

Ingredientes

  Para la masa:
  • 3 3/4 tazas de harina común
  • 2 1/4 cucharadita (teaspoon) de levadura de panadería
  • 1 cucharadita (teaspoon) de sal
  • 1 1/3 taza de leche desnatada caliente
  • 2 cucharadas (tablespoon) de miel
  • 30 gr (2 cucharadas) de mantequilla derretida
  Para el relleno:
  • 15 gr (una cucharada) de mantequilla, derretida
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 1/4 de taza de azúcar blanco
  • 2 cucharaditas (teaspoon) de canela molida
  • Una pizca de sal
  Para el glaseado:
  • 115 gr de azúcar glass
  • 3 cucharadas (tablespoon) de nata para montar
  • 1/4 de cucharadita (teaspoon) de extracto de vainilla

En la batidora, con el gancho para masas, mezclamos 3 tazas y media de harina (nos sobrará 1/4 de la que teníamos preparada) con la levadura y la sal. En una jarra, mezclamos la leche, la miel y la mantequilla derretida. Con la batidora a velocidad baja, vamos añadiendo poco a poco la mezcla de leche hasta que se integre con la harina. Seguimos amasando a velocidad baja unos 5 minutos, hasta que tengamos una masa suave y elástica. Si nos ha quedado muy pegajosa, añadimos harina poco a poco hasta conseguir la textura deseada.

Engrasamos un poco un bol grande (yo he usado aceite en spray), colocamos la masa y tapamos con papel film. La dejamos reposar hasta que doble su tamaño, aproximadamente unas dos horas y media.

Mientras, preparamos el relleno, simplemente mezclando bien todos los ingredientes en un bol.

Engrasamos una bandeja para horno con un poco de aceite en spray. Cogemos la masa y la estiramos en una superficie ligeramente enharinada, hasta obtener un rectángulo de unos 45x30 cm. Pincelamos un poco de agua encima de la masa y untamos con la mezcla del relleno, dejando un cm de margen. Presionamos suavemente para que la mezcla se adhiera a la masa.
Con la parte más ancha de la masa mirando hacia nosotros, enrollamos la masa hasta tener un ·tronco". Con un cuchillo de sierra, cortamos en 12 piezas iguales y las colocamos en la bandeja de horno.

Dejamos levar hasta que doblen su tamaño, aproximadamente una hora y media. Mientras  precalentamos el horno a 175º.

Cuando los rollitos hayan doblado su tamaño, los metemos en el horno durante 20-25 minutos, hasta que estén dorados. Sacamos del horno, los colocamos en una rejilla y los dejamos enfriar un poco.
Preparamos el glaseado mezclando el azúcar, la nata y la vainilla. Ponemos la mezcla en un biberón de cocina y decoramos los cinnamon rolls marcando lineas con el glaseado.


domingo, 7 de abril de 2013

Pacman

Nunca un dibujillo tan simple logró hacerse tan famoso...


Y es que ¿quién no conoce a Pacman? Se ha convertido en un auténtico mito. Y nada mejor que un mito como este para hacer un regalo a mi hermano para su santo.


La verdad es que pocas figurillas tan conocidas son tan fáciles de hacer, así que Pacman puede ser una buena opción si, por ejemplo, queréis iniciaros con esto de la glasa sin complicaros mucho la vida.

En este caso, he usado como base unas galletas de chocolate, usando la receta del libro de Peggy Porschen Peggy's Favourites Cakes & Cookies, que estan de muerte. Se pueden teñir con colorante negro para tener una base más oscura.

Y... ¿no os ha pasao nunca que hacéis glasa y por lo que sea (azúcar mal tamizado, albúmina mal disuelta) se os atasca la manga? Pues nada, se cuela la glasa y listo. En este caso me pasó que la albúmina no se deshizo bien con el agua, y formó unas pelotillas que luego me atascaban la manga. Pero con un colador se arregla, y aunque parezca que la glasa no cae hacia abajo, removiendo con una cuchara pasa toda, toda. Y ya podemos decorar sin miedo y sin problemas.

Os dejo la receta de la glasa y la de las galletas de chocolate:

GALLETAS DE CHOCOLATE (Receta de Peggy Porschen)

Ingredientes
  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 200 gr de azúcar caster (o azúcar normal molido en un molinillo, sin llegar a ser azúcar glass)
  • 1 huevo ligeramente batido
  • 350 gr de harina
  • 50 gr de cacao sin azúcar

Mezclamos el azúcar y la mantequilla hasta que formen una crema. Añadimos el huevo y batimos hasta que esté integrado con la crema de mantequilla y azúcar. Añadimos la harina y el cacao hasta obtener una masa (si lo hacéis con una batidora de mano, mezclad un poco los ingredientes y luego finalizad el amasado a mano).

Estiramos la masa con un rodillo y la dejamos en la nevera mínimo 30 minutos. Cortamos con los cortadores de la forma que queramos. Cubrimos con papel de horno una bandeja para galletas, y vamos colocando las galletas cortadas. Dejamos enfriar las galletas, ya en la bandeja, en la nevera durante otros 30 minutos. Mientras, precalentamos el horno a 160º. Pasado el tiempo de enfriado, horneamos las galletas entre 8 -12 minutos, dependiendo del tamaño. Las sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla. 

GLASA REAL

Ingredientes:
  • 15 gr de albúmina o polvo de merengue
  • 80 ml de agua
  • 1/3 cucharadita de cremor tártaro
  • 500 gr de azúcar glass
Mezclamos la albúmina, el agua y el cremor tártaro. Añadimos el azúcar y batimos hasta que quede bien integrada (unos dos minutos).
Con esta receta obtenemos una glasa muy consistentes, ideal para hacer decoraciones con mangas (flores, volantes, etc)
Añadimos agua muy poco a poco hasta lograr la consistencia de la glasa que queremos, que para estas galletas, yo uso la consistencia de "10 segundos" tanto para delinear como para rellenar. Esta consistencia es la que, al dejar caer un poco de glasa sobre el resto, tarda, efectivamente, 10 segundos en "fundirse" con el resto.