sábado, 30 de marzo de 2013

(Mi particular) Mona de Pascua

Ya volvemos a estar en semana santa y es tiempo, entre otras cosas, de monas.


Y aunque la mona tradicional, que no se parece en nada a muchas de las que vemos ahora, no lleva chocolate, yo soy incapaz de pensar en una mona sin cacao. Así que este año aprovecho la excusa de la mona para chocolatear a tope un tarta, que de mona tiene bien poco pero no creo que nadie le vaya a hacer ascos, ¿no?


En este caso, me he basado en una receta de tarta de chocolate del último libro de Peggy Porschen, Boutique Baking, que hace ya unos meses que estaba en la estantería "sin estrenar", pero cambiando las cantidades y el relleno para convertirla en una tarta de dos chocolates.


La receta original es para hacer tres bizcochos cuadrados, pero yo la he adaptado para sacar dos bizcochos redondos. A parte de eso, he cambiado el rellenos de ganache de chocolate por chocolate blanco, y es que el chocolate blanco me pierde, y no puedo evitar colarlo siempre que tengo ocasión. ¿Os apuntáis?


TARTA DE DOS CHOCOLATES

Ingredientes
   
     para el bizcocho (2 discos de 20cm):
  • 190 gr de chocolate de cobertura
  • 250 ml de leche
  • 425 gr de azúcar moreno
  • 160 gr de mantequilla
  • 3 huevos
  • 275 gr de harina
  • 3/4 cucharadita (teaspoon) de bicarbonato sódico
  • 3/4 cucharadita (teaspoon) de levadura química
  • 12 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • Una pizca de sal
    
     para el ganache de chocolate:
  • 200 ml de nata para montar
  • 200 gr de chocolate de cobertura

        para el ganache de chocolateblanco:
  • 225 gr de chocolate blanco
  • 75  ml de nata para montar 
  • Huevos de chocolate blanco para decorar.

Preparación

Es recomendable prepara el bizcocho el día antes y dejarlo reposar toda la noche en la nevera.


Precalentamos el horno a 160º y engrasamos los dos moldes de 20cm. Es muy recomendable para este tipo de bizcocho forrar la base del molde con papel de horno antiadherente, para conseguir un desmoldado perfecto.
En un cazo, ponemos la leche, el chocolate y 215 gr del azúcar hasta que llegue a hervir, mezclando con una espátula hasta tener una mezcla homogénea. Retiramos del fuego.
En el bol de la batidora, mezclamos la mantequilla con el azúcar sobrante (2010 gr) y batimos hasta lograr una mezcla cremosa.
En un bol aparte, batimos ligeramente los huevos y los añadimos poco a poco a la mezcla de mantequilla sin dejar de batir.
Tamizamos la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal y lo añadimos a la mezcla de mantequilla en dos tandas, batiendo despacio hasta que todo esté bien integrado.
Finalmente, con la batidora en velocidad baja, añadimos la mezcla de chocolate muy despacio, dejando caer un hilo de la mezcla de chocolate. Acabamos de remover la mezcla para asegurarnos que queda todo bien mezclado y vertemos en los moldes.
Horneamos unos 30-40 minutos hasta que los bordes empiecen a desprenderse del molde.
Dejamos enfriar y desmoldamos con mucho cuidado, ya que este bizcocho es muy frágil, de ahí que sea mejor dejarlo reposar toda la noche en la nevera para que coja consistencia para montar la tarta.

El ganache también es conveniente prepararlo unas hora antes para que se asiente y se más fácil de manejar.

Para prepara los ganaches, (cada uno por separado) calentamos la nata en el microondas durante un minuto y medio aproximadamente, añadimos el chocolate troceado y removemos con unas varillas hasta que se haya disuelto completamente. Dejamos reposar.

Para montar la tarta, nivelamos los bizcochos si es necesario. Colocamos el primer bizcocho y cubrimos con una buena capa de ganache de chocolate blanco. Colocamos el otro bizcocho con la parte de abajo hacia arriba para tener un acabado más liso, y cubrimos completamente con el ganache de chocolate negro. Refrigeramos durante una hora más o menos y lo sacamos para alisar la superficie. Estos lo hacemos mojando una espátula en agua muy caliente. Secamos bien la espátula y la pasamos por encima del ganache, haciendo que la superficie quede lisa.Repetimos hasta que nos guste el resultado. Ponemos el ganache restante en una manga pastelera (puede ser el blanco, el negro o los dos, yo he usado sólo el negro pero con las cantidades que he puesto os tiene que sobrar del blanco también) y decoramos la base de la tarta y el borde superior. Acabamos la decoración colocando los huevos de chocolate.

Esta tarta hay que servirla a temperatura ambiente, ya que el ganache se endurece con el frío. Si la hacéis de un día para otro, podéis guardarla en la nevera pero sacadla unas horas antes (en función de la temperatura y la época del año)

sábado, 23 de marzo de 2013

Otra vez, la tarta de las rosas

Creo que no existe tarta en el mundo con una relación dificultad resultado espectacular mejor que la tarta de las rosas. La gente no para de sorprenderse cuando la ve, y es que, para quién nunca ha visto una, es realmente impactante.


Lo que la gente probablemente no sabe es que una tarta sencillita de fondant puede resultar más laboriosa de hacer que esta, y es que una buena manga pastelera y un poco de paciencia, en este caso, obran el milagro.


Hace casi dos años que la hice por primera vez, hice otra al poco tiempo y no la volví hacer, pero hace poco me pidieron una y me encontré con un serio dilema: en ningún sitio apunté las cantidades para hacer la tarta, o más concretamente, para la cobertura. Así que empecé a buscar por internet. Encontré pocas, poquísimas entradas de blogs donde se detallase la cantidad de buttercream necesaria, y en la mayoría me parecían cantidades insuficientes.


Y os estaréis preguntando... ¿a qué viene todo este rollo? Pues es la justificación para repetir la entrada de la tarta de las rosas. y es que la primera que se columpió y no puso las cantidades es la menda lerenda que os escribe, y eso no tiene perdón. ¿De qué sirve enseñar una tarta bonita si no explicas como hacerla? Así que vamos a subsanar el error con la receta con todos  los ingredientes. Evidentemente, esta tarta puede hacerse con cualquier sabor de bizcocho y relleno. Para cobertura, recomiendo una buttercream (como es el caso de esta) o una swiss merengue buttercream, pero nos servirá cualquier cobertura que tenga una consistencia firme que nos permita trabajar bien con la manga. En este caso yo os dejo la recta para hacerla con un bizcocho de vainilla (con la receta del libro de la Primrose Bakery) relleno de nocilla con buttercream de vainilla. Si queréis rellenarla con también con buttercream, añadid unos 150 gr de mantequilla por piso que tengáis que rellenar.


TARTA DE ROSAS DE VAINILLA

Ingredientes, para el bizcocho (dos discos de 20 cm)

  • 225gr de mantequilla
  • 225 gr de azúcar
  • 210 gr de harina bizcochona
  • 25 gr de Maizena
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita (teaspoon) de levadura química
  • 3 cucharadas (tablespoon) de leche
  • 1 cucharadita (teaspoon) de extracto de vainilla

Para el buttercream:

  • 500 gr de mantequilla
  • 500 gr de azúcar glass o icing sugar
  • 2 cucharadas soperas de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 180º, y engrasamos dos moldes redondos de 20 cm.
Batimos el azúcar y la mantequilla hasta formar una crema. En un bol, mezclamos la harina, la Maizena y la levadura.
Añadimos los huevos, uno a uno, alternándolos con la mezcla de harina, hasta completar cuatro adiciones.
Finalmente, añadimos la leche y el extracto de vainilla.
Dividimos la mezcla entre los dos moldes y horneamos durante 25 minutos aproximadamente, hasta que el insertar un palillo éste salga limpio.
Sacamos el molde del horno. Cuando el molde ya no queme al tacto, desmoldamos los bizcochos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para elaborar el buttercream, batimos la mantequilla hasta que esté pomada. Tamizamos el azúcar y lo añadimos junto con el aroma (y el colorante si queremos usarlo) y batimos hasta obtener una mezcla cremosa.

Para montar la tarta, nivelamos los bizcochos. Ponemos el relleno que hayamos escogido (en este caso, Nocilla) sobre uno de los bizcochos y colocamos el otro encima. Cubrimos con una capa de buttercream que no sea muy gruesa pero que cubra el bizcocho, y después ya sólo queda hacer las rosas, empezando por el lateral (os recominedo ver este tutorial de decoración con rosas de I am Baker , la inventora de esta tarta).






viernes, 8 de marzo de 2013

Esto ya es vicio... Bundt de chocolate

Ya me perdonaréis, porque entre la Nutella de la semana pasada y esto... no estoy ayudando nada a la operación bikini. Sí, operación bikini, ya sé que aún estamos en marzo, pero es que en nada es junio y no sé si a vosotros os pasa, pero a mi siempre me pilla in fraganti y el primer día que saco un vestidito veraniego  entre los restos del turrón de navidad y la piel más blanca que la leche me da un susto que me traumatiza medio verano. Pero este año no me pilla. Este año me he apuntado al gimnasio y lo que es más increíble  ¡estoy yendo!.. Sí, sí. Y más de una vez por semana... (a ver cuanto dura)

En fin, lo que es imperdonable es que sea la cuarta vez que hago este bundt y no os lo haya enseñado hasta ahora. Pero tengo excusa: imposibilidad extrema de hacerle unas fotos que le hagan justicia. Aunque podrían ser mejores, pero es lo que el tiempo me ha permitido.


De todas formas, estoy segura de que me perdonaréis por las fotos en cuanto hagáis este bundt, porque está más que delicioso. Está exquisito. Y se hace en un plis. Así que es una fantástica opción si queréis hacer algo riquísimo y en poco tiempo. Además, al usar un molde de bundt queda de lo más espectacular  sobretodo para los no iniciados. La receta la he sacado del blog Food & Cook, si no lo conocéis echadle un ojo porque merece la pena. Y ahora, ¡¡al bundt!!



BUNDT CAKE DE CHOCOLATE

Ingredientes:
  • 225 gr de mantequilla
  • 410 gr de azúcar
  • 4 huevos, a temperatura ambiente
  • 240 ml de buttermilk
  • 360 gr de harina
  • 15 gr de bicarbonato sódico
  • Una pizca de sal
  • 160 ml de agua
  • 65 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • 2 cucharaditas (teaspoon) de extracto de vainilla
Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde de bundt  Yo uso aceite vegetal en spray, que es, sin lugar a dudas, la mejor compra que he hecho jamás, pero podéis engrasar el molde pasando un pincel mojado en aceite por todo el interior del molde. Hay que tener cuidado de engrasar muy bien el molde, ya que tiene muchos huecos donde se nos podría quedar pegada la masa.

Si no tenemos buttermilk, podemos hacerlo casero mezclando 240 ml de leche con una cucharada sopera de vinagre. mezclamos bien y dejamos reposar unos 10 minutos-

En el bol de la batidora, mezclamos bien el azúcar con la mantequilla, luego, añadimos los huevos, uno a uno, hasta tener una mezcla homogénea.

Tamizamos la harina, el bicarbonato y la sal, y lo añadimos en tres tandas a la mezcla alternándolo con el buttermilk, hasta que todo se haya integrado perfectamente.

En el microondas, calentamos el agua a máxima potencia durante un minuto. Añadimos el cacao y mezclamos bien con unas varillas hasta que el cacao se haya disuelto completamente.

Añadimos a la mezcla, batiendo a velocidad baja hasta que esté completamente mezclado. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 45-50 minutos (como siempre, dependiendo del horno, podéis necesitar más o menos tiempo). Comprobamos con un palillo que esté hecho y sacamos del horno.

Dejamos reposar 10 minutos en el molde, desmoldamos dando la vuelta con cuidado y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


** Acto seguido nos vamos al gimnasio y hacemos dos o tres clases de spinning. Luego, ya podemos comernos el bundt cake ; P **

Y antes de despedirme, quiero agradecer a Olga, del Olga en el país de los cupcakes, a Ana, de Cook de Cake, María, de Blue Velvet Cook Book, y a Isa y Pati, de Me tienes Tarta por los premios que le habéis dado al blog. ¡¡Muchas gracias!! Me resulta imposible contestar a todos los cuestionarios (casi no tengo tiempo ni de escribir esta entrada) pero quería agradeceros de corazón este reconocimiento.

 

sábado, 2 de marzo de 2013

Caer en la tentación: Muffins de Nutella

Cosas que debería dejar de hacer si quiero ponerme le bikini este verano: escribir "Nutella" en el buscador de Pinterest.

De verdad, debería estar considerado deporte de riesgo. Si no os lo creéis, probadlo y luego me contáis si habéis podido resistir la tentación de hornear algunas de las suculentas propuestas que podéis encontrar. Yo,  como podéis ver,no. De hecho, el problema fue escoger sólo una. Pero eso tiene arreglo ;P

NUTELLA MUFFINS

Y la perdición tiene nombre propio, muffins de Nutella, aunque en Pinterest vienen como cupcakes con autofrosting de Nutella, pero yo los veo más muffin que cupcake.

La receta es super fácil y rápida, básicamente es una masa a la que añadimos Nutella, revolvemos un poco y listo. Lo bueno, si breve y con Nutella, tres veces bueno.


MUFFINS DE NUTELLA

Ingredientes, para 12 muffins
  • 55 gr de mantequilla
  • 50 ml de aceite vegetal
  • 165 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 teaspoon de vainilla
  • 260 gr de harina
  • 2 teaspoon levadura química
  • 6 cucharadas de Nutella

Precalentamos el horno a 160º i preparamos una bandeja para cupcakes con 12 cápsulas (también podemos prescindir de las cápsulas, en ese caso, engrasaremos bien la bandeja). 

Batimos la mantequilla  el aceite y el azúcar hasta que estén bien integrados. Añadimos los huevos y la vainilla y volvemos a batir hasta tener una mezcla homogénea.

Mezclamos la harina y la levadura, y la añadimos a la mezcla, batiendo a velocidad baja hasta que la harina se haya incorporado por completo.

Colocamos la mezcla en las cápsulas. Añadimos encima de la mezcla media cucharada de Nutella y removemos para que se mezcle un poco.

Horneamos durante 18-20 minutos, sacamos del horno y esperamos 5 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, aunque podéis comerlos mientras aún estén calientes.