miércoles, 13 de febrero de 2013

San Valentín sabe a chocolate

Mañana es San Valentín. Y creo que no hay nada que defina más San Valentín que corazones y chocolate. Así que, para una loca del chocolate como yo, no había mejor excusa...


Y aquí la tenéis... Tarta de chocolate total: bizcocho de chocolate, ganache de chocolate y cobertura de fondant de chocolate. Vamos, chocolate al cubo.

Y para la decoración, unos puntitos de glasa que forman un corazón. Súper fácil y rápido. Para hacerlo, como no me fiaba de mí misma para hacerlo a ojo, hice una plantilla en papel, la puse sobre la tarta y fui marcando con una aguja donde iban los puntitos. Y en un plis tenemos tarta.

Si no tenéis fondant de chocolate podéis cubrirla sólo con el ganache, y listos, estará igual de rica!



TARTA DE CHOCOLATE AL CUBO

Ingredientes para la masa (para un molde de 16/18cm)
  • 150 gr de chocolate de cobertura/fondant
  • 115 gr de mantequilla reblandecida
  • 230 gr de azúcar moreno (mejor si antes de usarlo lo pasamos por un molinillode café para hacerlo más fino)
  • 2 huevos tamaño L
  • 250 gr de harina, tamizada
  • 1 cucharada de té (teaspoon) de levadura química
  • 1 cucharada de té (teaspoon) de bicarbonato sódico
  • 335 ml de leche semidesnatada
  • 1.5 cucharadas de té de extracto de vainilla

Para el ganache de chocolate
  • 200 gr de chocolate de cobertura/fondant
  • 200 gr de nata para montar
También necesitaremos fondant de chocolate (yo he usado el de Satin Ice)

Empezamos preparando el ganache, mejor el día antes. Calentamos la nata en el microondas dos minutos y luego añadimos el chocolate troceado. Removemos con las barillas hasta que el chocolate se haya integrado completamente. Dejamos enfríar y guradmos en la nevera, tapado con papel film que toque la superfície.

Ahora vamos a por el bizcocho.

Precalentamos el horno a 190º.

En el microondas, fundimos el chocolate (que previamente habremos partido en trocitos) calentándolo en tandas de 30 segundos para que no se nos queme. Dejamos enfriar.

Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta tener una crema. En un bol a parte, batimos las yema de los huevos. Las añadimos a la mezcla de azúcar y mantequilla y mezclamos hasta que esté totalmente integrado. Luego añadimos el chocolate y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes estén perfectamente mezclados.

En una jarra, mezclamos bien la leche y el extracto de vainilla. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Añadimos 1/3 de la mezcla de harina y 1/3 de la leche y la vainilla y batimos bien hasta mezclar completamente. Repetimos dos veces más el proceso.

Batimos las claras a punto de nieve, las añadimos a la mezcla y removemos con una espátula realizando movimientos suaves envolventes hasta que la hayamos incorporado del todo.

Engrasamos el molde y ponemos la masa. Horneamos unos 35 minutos (siempre dependiendo del horno), hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Sacamos del horno y dejamos reposar hasta que el molde ya no queme. Desmoldamos  y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para montar la tarta, primero nivelamos el bizcochos, y cortamos cuatro discos finitos con la lira. Rellenamos y cubrimos con el ganache de chocolate, dejándolo lo más liso posible, y luego cubrimos con el fondant. Decoramos con la glasa (o como prefiráis) y ya está. A disfrutarlo con esa persona especial!

¡Feliz San Valentín!




domingo, 3 de febrero de 2013

Galletas con corazón

Empezamos el mes de febrero como no podía ser de otra manera, con San Valentín a la vista y, por lo tanto, toca desplegar toda nuestra cursilería creativa. Y dicho así quizá no suene muy bien, pero, reconozcamos-lo  ,la mayoría de diseños que hacemos por San Valentín son cursi. O muy monos, como queráis. Y lo dice una que tiene pintada de fucsia su habitación.


Sea como sea, primera entrega San Valentinera (y palabra inventada de regalo :P) con unas galletas super fáciles de hacer. Sólo masa, ni glasa, ni fondant ni nada más. Además, este diseño se puede reutilizar para futuras ocasiones (se me acaba de ocurrir una versión para Halloweeen, pero mejor no os la cuento y así en octubre ya tengo un post menos que pensar :P)


Para hacer las galletas he usado la misma receta que en el post anterior- galletas de invierno-, usando también el doble horneado. No tienen ninguna dificultad, simplemente tenemos que asegurarnos que la masa está bien fría al cortar. Para hacer las galletas he seguido estos pasos (se me olvidó hacer fotos del paso a paso, así que a ver si me explico bien):
  1. Dividimos la masa en dos partes, 3/4 de masa por un lado y 1/4 por el otro. Teñimos con el color deseado la parte más pequeña.
  2. Estiramos las masa del grosor que deseemos (es importante que las dos masas tengan el mismo grosor) y refrigeramos la masa unos 30 minutos.
  3. Cortamos la masa con el cortador de círculo para hacer la base de la galleta.  Refrigeramos las galletas ya cortadas otros 30 minutos.
  4. Sacamos las galletas y la masa teñida. Con el cortador en forma de corazón, hacemos el "ahujero en la galleta redonda  y luego cortamos un corazón de la masa rosa. Si la masa está bien fría normalmente el corazón se nos quedará en el cortador, así que llevamos el corazón hasta la galleta y lo colocamos en el hueco. Y así hasta que tengamos todas las galletas hechas. Las dejamos refrigerar unos 20 minutos para que no pierdan la forma y horneamos.
¿Os animáis a probarlo?