miércoles, 23 de enero de 2013

Aún es invierno

Sí, ya sé que falta menos de un mes para San Valentín. Y eso, para una fanática del rosa y los corazoncitos como yo debería ser una fantástica noticia, peeeero, ya os conté el año pasado que no soy de san Valentín, así que me reservo el derecho de empezar a postear cositas rosas para dentro de unos días.

Y es que, a parte de San Valentín, que está a punto de visitarnos, aún estamos en invierno, y con el frío que hace hoy, creo que no hay mejor día para enseñaros estas galletas.


Como véis, las galletas no tienen ninguna complicación, ya que la única decoración es un copo de nieve de fondant que se hace en un plis con un cortador. La gracia es el color de la galleta, y es que quizá estamos poco acostumbrados a ponerle colorante a las galletas, aunque lo usemos sin piedad en buttercreams o bizcochos.


Para conseguir que los bordes no se nos doren y estropeen el color de las galletas he usado el truco de las chicas de Mensaje en una Galleta del doble horneado, que consiste precisamente en eso, en hornear las galletas dos veces. 

Para la masa de la galleta hace ya tiempo que uso la receta básica de galletas de mantequilla de Peggy Porschen. Aquí os la dejo por si os animáis.


GALLETAS DE MANTEQUILLA
(receta de Peggy Porschen con doble horneado según Mensaje en una Galleta)

  • 200 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar
  • 1 huevo, ligeramente batido
  • 400 gr de harina común
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (o del sabor que queramos)
Batimos la mantequilla con el azúcar y la esencia hasta formar una crema (en la KA, usando la pala; en stand mixer, las varillas rígidas). Añadimos el huevo hasta que esté totalmente incorporado, y a continuación añadimos la harina. Si tenéis Kitchen Aid, seguís con la pala. Si tenéis un stand mixer normal y tiene accesorio para amasar, usadlo en este momento, ya que es posible que las varillas no aguanten el peso de la masa.

Precalentamos el horno a 180º. Cortamos las galletas con la forma deseada y las dejamos reposar en la nevera unos 10 minutos, para que al hornearlas no pierdan la forma.

Las metemos en el horno durante unos 6-8 minutos, justo antes de que empiecen a dorarse. Apagamos el horno, esperamos unos 5 minutos y volvemos a meter las galletas, dejándolas dentro del horno 20 minutos. Así  no se queman los colores pero tampoco se nos quedan crudas.

miércoles, 16 de enero de 2013

En casa del herrero...

...nada de cuchillo de palo!

Y os estaréis preguntando a qué viene el título. Pues viene a que os quiero enseñar la tarta que preparé para mi cumpleaños.


Y es que una no va a estar todo el día haciendo tartas para los demás y luego celebrar su cumple con una tarta del Mercadona, ¿no? Así que aproveché la ocasión para hacer... básicamente lo que me diese la gana, sin presión, a mi estilo, es decir, improvisando cada dos por tres.


La primera idea era hacer una de las mías, conseguir un par de dummies y hacer una tarta de tres pisos enorme. El problema vino por mi falta de planificación, básicamente, que no conseguí los dummies a tiempo. Pero eso lo resuelvo yo el año que viene... Y que como se me ha quedado la espinita dentro no descarto cuatro o hasta cinco pisos... siempre que compre los dummies a tiempo.


Así que sin tarta de tres pisos, medio planifiqué a regañadientes la simple tarta de un piso. Y digo medio planifiqué porque estuve dándole vueltas al sabor hasta que se me echó el tiempo encima (menos mal que el bizcocho de yogur nunca falla), y lo único que hice con tiempo fueron las cáscaras de macarons. Las flores las hice el dia antes, y en principio iban a ser rosas rosas, pero luego me pareció que quizás iba a ser demasiado rosa incluso para mí, y de ahí vienen las flores tan coloridas que véis. Que en principio iba a ser una flor, pero me lié, me lié... Primer propósito de año nuevo: planificar DE VERDAD las tartas que vaya a hacer, boceto incluido. Dentro de un año os cuento que tal :P


Supongo (espero) que habréis notado el cambio de look del blog. Año nuevo, look nuevo... No puedo evitarlo, siempre encuentro una excusa para cambiarlo todo y tirarme un par de tardes jugando con el photoshop. ¿Os gusta?

viernes, 4 de enero de 2013

Cupcakes de Reyes

Año nuevo, receta nueva...
Y es que después de ver por todas partes recetas de roscón de Reyes, no he podido resistirme a la tentación de hacer unos cupcakes del estilo.


Y después de mirar y remirar, decidir que no iba a coger masa de roscón y ponerla en papeles de cucpakes, y que el botecito de aroma de azahar que este año sí que tengo me estaba mirando, decidí innovar. 


Y cuando digo innovar, digo empezar a mezclar ingredientes sin tener pajolera idea de lo que iba a salir (así, tal cual). He de confesar que cuando salieron del horno me debatía entre las ansias de probarlos y el miedo a que fuesen un fiasco, pero como la historia la escriben los valientes le pegué un bocado a uno de los de prueba y el veredicto fue de notable alto. Luego les puse la nata, les hice las fotos y me comí uno de los de verdad. Queda mal que yo lo diga, pero la nota, excelente. Están riquísimos. Tanto, que ya no queda ni uno, y en casa somos dos...


CUPCAKES DE (ROSCÓN) DE REYES
      para 6/8 cupcakes

Ingredientes
  • 55 gr mantequilla
  • 115 gr azúcar
  • 1 huevo
  • 75 gr harina bizcochona
  • 65 gr harina todo uso
  • 50 ml leche evaporada
  • 1/2 cucharadita (teaspoon) de agua de azahar
  • 1/2 cucharadita (teaspoon) de aroma de naranja
  • 1/2 cucharadita (teaspoon) de levadura química
  • Un poco de azúcar y cerezas confitadas para decorar
  • Nata para montar (para el relleno)
Precalentamos el horno a 180º. Preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas.

Batimos el azúcar y la mantequilla hasta formar una crema. Añadimos el huevo, ligeramente batido, y batimos hasta que esté completamente incorporado.

En un jarra, mezclamos la leche con los aromas. En un bol, tamizamos y mezclamos las dos harinas y la levadura. Añadimos la mezcla de las harinas en tres veces a la mezcla de mantequilla, alternando con la leche, y batiendo unos 30 segundas en cada adición. Ponemos la masa en la bandeja para cupcakes y horneamos durante 20 minutos.

Es importante, si usamos algún truco para que nuestros cupcakes queden planos, NO hacerlo esta vez, ya que necesitamos la cúpula que se forma para taparlos cuando les pongamos la nata.

Mientras horneamos, humedecemos un poco de azúcar para la decoración. Cuando los cupcakes lleven unos 15 minutos de horneado, abrimos el horno y ponemos las cerezas y el azúcar humedecido. Esto no podemos hacerlo antes de hornear ya que la cereza y el azúcar se nos hundirían. Esperamos a que termine el horneado, sacamos la bandeja del horno y dejamos reposar cinco minutos. Sacamos los cupcakes del molde y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Montamos la nata, añadiendo azúcar al gusto y reservamos. 

Para montar los cupcakes, con un cuchillo cortamos con cuidado la cúpula del cupcake. Rellenamos la manga pastelera con la nata y usando una boquilla grande de estrella ( tipo 1M) ponemos la nata encima de los cupcakes haciendo una espiral de dentro hacia afuera, como cuando decoramos haciendo rosas. Tapamos con la cúpula del cupcake y listos, ¡a disfrutar!




Si queréis optar por el roscón original  y además no tenéis tiempo, os dejo aquí el link del roscón que hice el año pasado: Roscón de reyes express (en panificadora)