viernes, 29 de junio de 2012

After Eight Cupckes (Cupcakes de chocolate y menta, ¡con mis primeras rosas!)

Con el blog a punto de hacer un año (y por tanto, un año después de hacer mi primer cupcake), ya tocaba ponerse con el tema de las flores un poco en serio, así que me puse manos a la obra.


Como no tengo cortadores de pétalo para montar las rosas pétalo a pétalo como sale en la mayoría de tutoriales, usé un cortador de flor de cinco pétalos que es una maravilla, con sólo cortar 3 trocitos y podemos montar nuestra rosa. Y como era la primera vez y no quería desperdiciar la pasta de flores, hice una prueba con fondant y después de comprobar que era posible conseguir una rosa, mezclé el fondant con CMC para convertirlo en una especia de pasta de goma que se endurece al secar.


Y una vez con las rosas hechas, quedaba buscar un sitio dónde colocarlas, y después de seis meses en la estantería, ya tocaba probar alguna receta del libro de cupcakes de la Primrose Bakery. Me decidí por los cupcakes de chocolate, que tenían una ipnta exquisita, y decidí convertirlos en cupcakes de After Eight estrenando un aroma extra concentrado de menta que hace más de tres meses que tenía por estrenar. La receta original de los cupcakes es para 16. Yo la he dividido por la mitad para que saliera ocho, pero depende de como rellenéis las cápsulas os saldrán 10. Veréis que hay alguna medida un poco rara (un poco menos de 1/2 cucharada de te, pero es que una es de letras, y lo de dividir 3/4 de teaspoon entre dos... En fin, que está probada con estas medidas y salen unos cupcakes de lo más esponjoso. Y si no os gusta la menta, podéis cambiar el aroma por uno, por ejemplo, de naranja, el típico de vainilla o apostar por unos cupcakes 100% chocolateados con un buttercream de chocolate.



AFTER EIGHT CUPCAKES

Ingredientes (para 8/10 cupcakes)
  • 60gr de chocolate fondant
  • 45gr de mantequilla
  • 85gr de azúcar
  • 1 huevo, separando la clara de la yema
  • 95gr de harina
  • Un poco menos de 1/2 teaspoon de levadura química
  • Un poco menos de 1/2 teaspoon de bicarbonato sódico
  • 125ml de leche
  • 1/2 teaspoon de pasta o extracto de vainilla

Para la cobertura:
  • 125 gr de mantequilla
  • 125 gr de azúcar glass
  • 1 cucharadita de aroma/extracto de menta (o un par de gotitas si es extra concentrado)
  • Colorante verde

Precalentamos el horno a 190º y preparamos una bandeja para cupcakes con sus cápsulas correspondientes.

En el microondas, fundimos el chocolate (que previamente habremos partido en trocitos) calentándolo en tandas de 20 segundos para que no se nos queme. Dejamos enfriar.

Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta tener una crema. En un bol a parte, batimos bien la yema de huevo. La añadimos a la mezcla de azúcar y mantequilla y mezclamos hasta que esté totalmente integrado. Luego añadimos el chocolate y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes estén perfectamente mezclados.

En una jarra, mezclamos bien la leche y la pasta/extracto de vainilla. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Añadimos 1/3 de la mezcla de harina y 1/3 de la leche y la vainilla y batimos bien hasta mezclar completamente. Repetimos dos veces más el proceso.

Batimos la clara a punto de nieve, la añadimos a la mezcla y mezclamos(valga la redundancia) con una espátula realizando movimientos suaves envolventes hasta que la hayamos incorporado del todo.

Con cuidado, ya que esta mezcla es más líquida que la habitual, rellenamos las cápsulas y horneamos durante 20 -25 minutos, o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio. Sacamos del horno y dejamos reposar cinco minutos,. Luego sacamos los cupcakes del molde y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para el buttercream, mezclamos la mantequilla con el azúcar tamizado, añadimos el aroma y el colorante (muy poquito, para que nos quede un tono clarito pastel) y batimos bien hasta que tengamos una crema de consistencia suave pero firme.


miércoles, 20 de junio de 2012

Leche, cacao, avellanas y azúcar... Cupcakes de Nocilla

Por el "sabor" de la mayoría de recetas del blog os habréis dado cuenta de que, si algo me pierde, es el chocolate en todas sus versiones. Y hay pocas cosas con las que disfrute más que de un bocata de Nocilla, de los de toda la vida, como los que solía merendar. Así que era cuestión de tiempo que hiciese unos cupcakes de Nocilla. 



Y sí, los hago de Nocilla, no de Nutella. Y no es que tenga nada en contra de la Nutella, pero es que parece que la Nocilla de toda la vida queda como fea, y ahora es todo Nutella por aquí, Nutella por allí... Pues no, yo reivindico la Nocilla de toda la vida.



Como la Nocilla es una bomba calórica importante, ponerle chocolate a la masa de los cupcakes quizá hubiese sido demasiado (¿o no?), así que de hecho, esto son cupcakes de vainilla con buttercream de Nocilla. Y están de muerte.


Para la masa de los cupcakes he experimentado con una receta propia, a parte de para probar porque quiero empezar a tener varias recetas para pocos cupcakes (que en casa sólo somos dos!!!) y la verdad es que han quedado bastante bien.


Al final de ha salido una receta para 4/5 cupcakes (dependiendo del tamaño y llenado de las cápsulas), aunque sólo han sobrevivido dos. Me explico. He horneado 5. Uno se lo ha comido David sin frosting - ya estaba previsto. Los otros cuatro han sido decorados con el buttercream y los corazones de fondant, puestos cuidadosamente sobre el plato, llevados a la terraza donde el "set" de fotografías estaba listo, y entonces... Zas!!! Golpe de viento, cartulina para reflejar la luz que sale medio volando y aterriza encima de dos de los cuatro cupcakes. Resultado: dos cupcakes ilesos, uno herido leve y otro grave (eh, que nos los vamos a comer igual, pero para las fotos, como que no).











CUPCAKES DE VAINILLA CON BUTTERCREAM DE NOCILLA
(para 4/5 cupcakes)

Para la masa:
  • 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 60 gr de azúcar
  • 60 gr de harina
  • 1 cucharadita rasa de levadura química
  • 1 cucharadita rasa de pasta de vainilla Bourbon (o de un buen extracto de vainilla)
  • 1 ración (10gr) de crema de leche para café (yo la compro en el Mercadona, son estas, pero también hay en El Corte Inglés; si no tenéis, sustituidla por una cucharada y media de leche)
Para el buttercream:
  • 80 gr de mantequilla
  • 80gr de azúcar glass
  • 2 cucharadas de Nocilla
  • (opcional) Colorante marrón
Para hacer la masa de los cupcakes, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, añadimos el huevo, la crema de leche y la pasta de vainilla y batimos hasta que estén todos los ingredientes integrados. Añadimos la harina, el azúcar y la levadura hasta obtener una masa homogénea.
Repartimos la masa en las cápsulas dentro de un molde para cupcakes y horneamos 18-20 minutos en el horno, pre-calentado a 160º arriba y abajo. Una vez hechos, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos. Sacamos los cupcakes de la bandeja y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para el buttercream, batimos la mantequilla hasta tener un crema. Añadimos el azúcar glass y finalmente, la Nocilla- Si queremos que tenga un color más "chocolateado" (este buttercream queda con un color marrón muy clarito, tirando a beige), añadimos un poco de colorante marrón oscuro hasta obtener el tono deseado y decoramos con la manga.

Y ya está... ¡¡¡¡¡¡a disfrutar!!!!!!



viernes, 8 de junio de 2012

I'm lovin it (Tarta de cumpleaños hamburguesil)

Me encantan los cumpleaños, y ahora mucho más porque me permiten hacer tartas que, para un día de cada día, pues como que no.

Hace ya un mes que le daba vueltas a la tarta para mi hermano. La ventaja de mi hermano, además, es que es de las pocas personas que se come el fondant, así que no hay problema alguna. Y un día, viendo un capítulo de "El rey de las tartas" (que no es que me entusiasme el programa en sí -mucho reality y poca tarta- va bien para coger ideas), vi la luz: una tarta hamburguesa.


He de deciros que la cara de mi hermano al ver la tarta hizo que todas las horas invertidas en hacerla (que fueran unas cuantas) valiesen la pena. Cuando le dije que ahora me tocaba pensar en la del año que viene, me dijo que era difícil superar esta... jajajaja... eso es lo que él se cree, porque ya sé como será (ahora me toca aprender, y mucho, para llevarla a cabo, menos mal que me queda todo un año...)


Aunque la parte del fondant tuvo su dificultad, lo que me llevó más rato fue hornear los tres bizcochos, ya que sólo tenía un molde, así que era preparar bizcocho, hornear, esperara para desmoldar, desmoldar, lavar molde y vuelta a empezar.

La parte del pan de la hamburguesa está hecho con la receta del bizcocho de yogur. Para la hamburguesa, usé la receta de brownie  que hago siempre, y que me hizo sufrir de lo lindo a la hora de partirlo por la mitad para rellenar.

Los tres bizcochos están hechos en un molde de 16 cm de diámetro (un poco pequeño para las cantidades de la rectea). Pero como soy muy vaga, en lugar de modificar la receta, como tampoco sobraba mucho, usé la masa sobrante para hacer magdalenas y mini brownies.



 Para el relleno, estuve dándole muchas vueltas, pero como la tarta sólo la podía hacer como máximo el jueves y era para el domingo, y ya estamos en época de calores, preferí no arriesgar para nada. Así que tiré de la Nocilla. Poco sano, lo sé, pero con tantos días por en medio la Nocilla es suficientemente radioactiva (léase, con tantísimos colorantes y conservantes) que era la mejor y más segura opción.
Y para cubrir las tartas y hacer el bacon usé distintos fondants. Para los "ingredientes" extras de la hamburguesa (bacon, cebolla, queso) usé fondant Sodifar. Para el pan, fondant beige de Credipaste. Era la primera vez que usaba esta marca y me ha ido muy bien. Y para la hamburguesa, fondant de chocolate Satin Ice, una maravilla a la hora de forrar con él, me ha encantando. A parte, el sabor es muy bueno (mucho mejor que el fondant normal).