miércoles, 30 de mayo de 2012

Confessions of a Shopaholic (#cosasquemedamiedocontar)

No tenía ninguna intención de escribir una entrada esta semana, sobretodo porque esta semana voy a preparale a mi hermano su tarta de cumpleaños, y como no es hasta el domingo, no es cuestión de desvelar la sorpresa antes de tiempo. Pero ayer leí este post de Biscayenne y he decidido tirarme a la piscina y en lugar de repostería, hoy toca #cosasquemedamiedocontar. Aunque le pido perdón de antemano, ya que ella realizó esa entrada, entre otras cosas, para criticar el bonitismo imperante, y yo soy fan del bonitismo.


Allá vamos:
  • Me encantan las cosas bonitas, las fotos de decoraciones imposibles para la vida real en Pinterest y los colores pastel.
  • Intento que las fotos para el blog sean lo más bonitas posibles y tengan la mejor calidad, pero no para competir con las de otros, sino contra mí misma. Me gusta la fotografía y me gusta ver que evoluciono. De hecho, este blog reúne varias de mis aficiones: fotografia, dulces y cositas de colores bonitos. 
  • Soy una compradora compulsiva. Tengo demasiados bolsos, demasiados zapatos, demasiados vestidos, pantalones y camisetas. Y sólo me faltaba haberme metido en este mundillo. A ver cuanto tardo en tener demasiados cortadores de galletas.
  • Soy incapaz de mantener mi habitación ordenada más de tres días, y a la que hay algo fuera de su  sitio empieza el caos.
  • No paro de guardar proyectos DIY en Pinterest con la intención de hacerlos pero sé que el 99% de ellos no los haré nunca.
  • Creo que nunca seré capaz de modelar figuras humanas con fondant.
  • Cuando decoro galletas me voy comiendo todas las que no salen bien. Con la glasa aún húmeda.
  • Aunque se me dan bien los cupcakes, soy incapaz de cocinar algo salado más allá de un huevo frito o lomo a la plancha.
  • Odio no poder pesar lo mismo que pesaba hace 10 años (aunque ya estoy emepzando a asumirlo)
  • Soy una inconstante. Este es el tercer blog que empiezo. Voy a entrada semanal y en un mes hará una año que lo tengo. Estoy super orgullosa por ello.
  • Me gusta tanto el rosa que he pintado de fucsia mi habitación.
Ala, ¡ya está!


viernes, 25 de mayo de 2012

Cupcakes de dos chocolates

¡He vuelto! ¡Y con receta! Y es que a la mudanza se han añadido las vacaciones, y el resultado ha sido que el pobre blog estaba más que abandonado. Pero ya está. Ya tengo la cocina en orden, con todos mis cacharros ordenados en mi nueva encimera, la KA en su sitio y preparada para actuar. Ahora sólo me falta probar el horno del piso nuevo, a ver que tal. Empezaré con un bizcocho facilón, que en la primera hornada no quiero arriesgar con experimentos.


Estos cupcakes de dos chocolates son los últimos que hice en el antiguo piso y los tenía aún sin publicar, así que ya les tocaba salir, porque os aseguro que están más que digeridos. Son unos cupcakes de chocolate con ganache de chocolate blanco. Muy ricos, e ideales para quienes no les gusta el buttercream.

,


CUPCAKES DOS CHOCOLATES
(para 4/5 cupcakes) 

Para la masa:
  • 1 huevo
  • 70 gr de azúcar
  • 60 gr de harina
  • 60 gr de mantequilla reblandecida
  • 40 ml de leche
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar (como siempre, usé el de Valor)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de levadura química


Para el ganache de chocolate blanco:

  • 150 gr de chocolate blanco
  • 150 gr de nata para montar (35% materia grasa)


Preparamos las cápsulas para cupcakes en la bandeja.

En la batidora, batimos el azúcar y la mantequilla hasta que formen una crema. Añadimos el huevo, y a continuación, la harina, el cacao y la levadura. Batimos un poco y añadimos la leche y la esencia.

Ponemos la masa en los moldes para cupcakes y los metemos en el horno, pre-calentado a 180º (160º si es de aire ) unos 20 minutos (como siempre, dependiendo de vuestro horno, esto es lo que me tardó a mi) comprobando con un palillo si están hechos. 

Sacamos del horno y dejamos reposar durante 5 minutos.
Después de los 5 minutos los sacamos de la bandeja y los dejamos enfriar en una rejilla.

Para hacer el ganache, calentamos la nata en el microondas a máxima potencia durante 1 minutos. Añadimos el chocolate y mezclamos con unas varillas hasta que esté integrado. Lo dejamos enfríar completamente y lo metemos en la nevera durante aproximadamente una hora. Lo sacamos de la nevera y lo montamos para que coja más cuerpo y nos facilite la decoración con la manga.




viernes, 11 de mayo de 2012

Jugando con el fondant (2)

Aprovecho estos días que he estado sin hornear para enseñaros estas galletas decoradas con fondant. No eran para ninguna ocasión especial, ni estaban premeditadas. No son más que un poco de masa sobrante y un restos de fondant.


Evidentemente, estas ocasiones son perfectas para probar cortadores y hacer mil y un inventos. Y si no nos gusta el resultado, se elimina fácilmente mediante la ingestión de las mismas (que pueden quedar feas, pero ricas están un rato)


El fondant del corazón no es más que los restos que me quedaron de las galletas de Candy Canes que hice por Navidad, rojo y blanco da rosa, y si no lo mezclamos bien, nos queda el efecto marmoleado (que nos puede servir para según que proyectos)


Y en la próxima entrada ya sí que sí, receta la canto: Cupcakes de dos chocolates!!