Tarta de Navidad

Aunque ya pasó la Navidad, aún estamos en la primera parte de la maratón de fiestas y comilonas (léase Navidad, Año Nuevo, Reyes), así que creo aún estoy a tiempo de enseñaros la tarta que hice para el día de Navidad.


La verdad es que no tuve mucho tiempo para preparar la tarta, y le estuve dando mil vueltas sobre todo al interior. Tenía bastante claro que el bizcocho sería un red velvet pero no me apetecía hacer una buttercream de queso crema, así que estuve buscándole substitutos y la final opté por la buttercream de merengue suizo. La decoración, súper fácil (ya he dicho que no tenía tiempo), pero creo que queda una tarta bonita y resultona, ¿no? Las recetas no són nuevas pero os las vuelvo a poner por sí os animáis.


TARTA RED VELVET RELLENA DE BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO

Para la masa:
  • 150 gr de harina, tamizada
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 5 gr de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo grande
  • 60 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de buttermilk
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Colorante extra rojo

Para el buttercream
  • 100 gr de claras
  • 200 gr de azúcar
  • 300 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Precalentamos el horno a 180º.
Mezclamos la harina, el cacao en polvo, la levadura y la sal en un bol y reservamos. En un vaso, mezcla el buttermilk con el colorante hasta conseguir el color deseado, asegurándonos de que quede rojo, no rosa. Batimos el huevo con el azúcar hasta que estén integrados. Añadimos el aceite y batimos. Incorporamos 1/3 de la mezcla de harina, batimos unos 20 segundos y añadimos la mitad del buttermilk. Volvemos a batir, siempre en tandas de segundos. Ahora añadimos otro tercio de la harina, batimos, y añadimos la otra mitad de la buttermilk. Otra tanda de batido y finalmente, añadimos el tercio restante de la mezcla de harina. Añadimos la vainilla.

Ponemos la masa en dos moldes redondos de 14-16 cm y horneamos unos 30 minutos, hasta que el pincha con un palillo éste salga limpio. Dejamos enfriar y cuando el molde ya no queme, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para hacer el buttercream de merengue suizo, batimos ligeramente las claras. Añadimos el azúcar y las ponemos al baño maría. Removemos constantemente con las varillas hasta que el azúcar se haya disuelto completamente, eso es cuando al tacto no notemos ningún tipo de textura granulada. Retiramos del fuego y batimos las claras hasta formar picos blandos. Esperamos hasta que las claras no estén calientes y añadimos la vainilla y la mantequilla. Batimos, y listo, ya tenemos nuestro swiss meringue buttercream.

Comentarios

  1. mmmmmmm! Qué rica y qué bonita!! Feliz año desde http://rayasymanchas.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!

Entradas populares