Be My Valentine - Heart Cookie Pops

El título del post de hoy no deja muchas dudas acerca de su contenido. Galletas-piruleta de San Valentín. Pero también podía haberse llamado "Como hacer galletas del revés". Y es que, cuando empecé a hacerlas,  no tenía ni idea de lo que acabarían siendo. Me explico. Después de pasar una tarde decorando galletas, llegó el momento de re-utilizar la glasa sobrante. Después de un buen rato haciendo sprinkles, y cuando mi brazo empezaba a decir basta, decidí que era un gran momento para probar la técnica del bordado, o sea, el "Brush Embroidery". Y es que, con la de veces que lo había visto, sólo me faltó ver el tutorial de SweetAmbs para acabar de decidirme.


Sólo tenía un pequeño inconveniente. No tenía galletas. Pero vamos, que ya me diréis que problema hay en hacer galletas decoradas sin galletas, ¿verdad? El hecho es que antes de preocuparme por ese pequeño detalle, decidí practicar un poco sobre papel de horno. Está muy bien eso de practicar para darte cuenta de que a) la glasa no tiene la consistencia adecuada y b) ninguno de los pinceles que tengo en casa sirben para esa técnica. 


Así que después de empezar a practicar tenía tres problemas. Pero vamos, que yo estaba empeñada en hacer el "Brush Embroidery" sí o sí. Y lo hice. Evidentemente, la consistencia de la glasa no es un problema grave. En mi caso, la glasa que tenía era una glasa de delineado demasiado consistente, así que fuera de la manga, un poquito de agua, y perfecta. El problema del pincel lo solucioné con la técnica "usemos el menos malo". Ahora sólo faltaba el tema de la galleta, pero... ¿para que inventaron el fondant?


Así que bola de fondant en una mano, cortador con forma de corazón en la otra, y listo, ya tenemos superficie. La verdad es que para esta técnica se necesita cogerle un poco "el punto", pero con un poco de práctica quedan cosas bastantes resultonas, ¿no creéis? Para mi lo más difícil es dibujar las formas, ya que nunca se me ha dado bien el dibujo (vamos, que soy negada, mis profes de dibujo creo que estarían de acuerdo), así que me doy por bastante satisfecha, sobretodo por ser la primera vez.


Y así acabé la tarde, con tres corazones de fondant decorados, solos y abandonados. Por suerte, tenía una bola de masa en el congelador, exactamente suficiente cantidad para hacerle tres galletas a los corazones solitarios. Y aprovechando que estábamos de pruebas, decidí hacerlas en forma de piruleta. Para ello, las hice con un grosor de 1 cm (normalmente las hago de 0.6 cm) y inserté el palito en cada una antes de meterlas al horno. Una vez frías, pegué el fondant encima. Los bordes tenían que ser más bonitos, pero la verdad es que preparé una glasa express con un preparado de Squires Kitchen,  y me quedó más líquida de lo que quería. De ahí el super borde blanco de las galletas, en lugar de uno más finito y delicado. Pero bueno, para haber empezado la casa por el tejado, no está mal, ¿no?


Comentarios

  1. Qué no está mal?? Están divinas!!! Te han quedado preciosas, me encantan :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. y te quejaras!!estan preciosas como si las hubiese hecho 500 veces!!jejej besitos dulces de ines de "la cosa mas dulce"

    ResponderEliminar
  3. congrats.... great idea and great pictures.

    Aria

    ResponderEliminar
  4. Están preciosas! y las fotos impresionantes! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Son realmente preciosas, te quedaron geniales.
    Tienes un blog super bonito y con recetas muy buenas por tanto me quedo como seguidora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y bienvenida!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!

Entradas populares