viernes, 28 de octubre de 2011

Me rindoooo... Feliz Halloween

Esta semana me he ido sintiendo cada vez más y más rara cuando veía en todos los blogs galletas, cupcakes, cake pops o tartas de Halloween. Y mas rara aún me sentía cuando a mi (casi) no se me había pasado por la cabeza hacer algo relacionado con esta fiesta anglosajona. No me entendáis mal, no estoy en absoluto en contra de Halloween, simplemente, se me hace raro, ya que cuando yo era niña el único Halloween que veíamos era en las películas (y ganas no me faltaban de tener otra fecha en la que poder ir disfrazada por la calle). Eso por un lado. Por el otro, el hecho de gastarme dinero en unos cortadores, sprinkles, cápsulas o lo que sea, para usar una sola vez, y teniendo en cuenta que nadie de mi entorno lo celebra especialmente, dejé el tema de lado. Pero lo dicho, la presión social me puede, así que, aquí tenéis mi Halloween particular:


Como no tenía nada preparado, tuve que improvisar. Decidí preparar unos mini cupcakes, básicamente, para poder estrenar mi nueva bandeja para hornera 24 mini cupcakes, que llevaba tiempo buscando y siempre encontraba agotada. Tanto los cupcakes como la buttercream son de vainilla, para la base, mi receta de cupcakes de siempre (esta) pero con la mitad de los ingredientes para que no me salieran tantísimos (salen unos18) y para el buttercream (hice poquito, sólo para decorar estos seis) una versión muy sencilla: 75 gr de mantequilla, 75 gr de azúcar glass y media cucharadita de extracto de vainilla. Para mí, esta es la proporción perfecta de azúcar y mantequilla (1 a 1, más fácil, imposible), aunque en la mayoría de buttercreams, el azúcar casi dobla la cantidad de mantequilla.


Para la decoración, unas gominolas en forma de araña y unas lápidas hechas con fondant. Para darle ese efecto de mármol, he mezclado fondant blanco y negro sin que se lleguen a mezclar. Para cortar la lápida he usado, ni más ni menos, que un cortador de Navidad, en concreto, de este de Wilton, el del palito de caramelo.



miércoles, 26 de octubre de 2011

Tarta de queso con chocolate

El día que vi la foto de la tarta marmoleada de queso y chocolate de Bocados de Cielo (la podéis ver aquí) supe que tenía que hacerla. Y si alguna ya se ha fijado en que en mi título no pone nada de marmoleado es porque, efectivamente, algo fue mal. Y es que, las recetas hay que seguirlas al pie de la letra.

El desastre no fue mayúsculo. De hecho, la tarta estaba riquísma, y desapareció en 5 minutos, entera (nooo, no soy capaz de ingerir una tarta de estas dimensiones yo sola en tan poco tiempo, me ayudaron mis compañeros de oficina, siempre voluntarios catadores de mis aventuras reposteras). El único problema es que del marmoleado, ni rastro.


La receta es de las cosas más fáciles y rápidas de preparar que he hecho nunca. No os voy a explicar como hacer el marmoleado porqué no lo conseguí, así que os explico como hacer la tarta de queso y chocolate, a secas. Si la hacéis de esta manera, os quedará la tarta como con dos capas, el queso abajo y el chocolate arriba.

Necesitaremos:

  • 500 gr de queso tipo Philadelphia
  • 100 gr de azúcar
  • 3 y 1/2 cucharadas soperas de chocolate en polvo sin azúcar (yo uso el de la marca Valor)
  • 1 yogur natural
  • 3 huevos grandes (L)
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 1 cucharada sopera de Maizena
  • 1 cucharada de aroma de vainilla
Como ya he dicho, la preparación es muy sencilla.

Preparamos el molde que vayamos a usar, de unos 20-22 cm, y engrasamos si es necesario (yo usé un molde de silicona y no me hizo falta). Ponemos todos los ingredientes en el bol de la batidora (o un bol grande si usamos batidora de mano) y batimos hasta formar una crema líquida y ponemos en el molde la mitad de la mezcla . Añadimos el chocolate en polvo a la parte de la mezcla que nos queda y lo echamos en el molde, intentando que no se mezclen (de hecho, en mi caso, no lo intenté, hice totalmente lo contrario, y aun así, se separó una parte de la otra!). Horneamos a 170º unos 50 o 60 minutos (ya sabéis que depende mucho del horno, el mío tiene de a cocer más rápido de lo que indican las recetas, en menos de 50 min ya estaba hecho) hasta que veáis que el centro de la tarta está cuajado. Dejamos enfriar y desmoldamos. Yo después lo dejé en la nevera toda la noche y  al día siguiente estaba delicioso



Tengo pendiente volver a hacerla para probar si me sale el efecto marmolado. Creo que el problema lo tuve con las parte con y sin chocolate. Me dió la impresión que había demasiado chocolate que no dejaba subir la parte del queso. La próxima vez probaré con 3/4 parte de queso por 1 de chocolate. A ver que tal me va.

sábado, 22 de octubre de 2011

Mis primeros cupcakes con Buttercream de Merengue Suizo

En mi afán por hacer cupcakes y más cupcakes y encontrarles destinatario, pensé que sería buena idea hacer una tanda para que mi hermano se llevase a la oficina, así que un día me puse manos a la obra y aproveché para experimentar un par de cosas que hacía tiempo que me rondaban por la cabeza.

La primera era un relleno fácil y rápido para los cupcakes. La segunda, el Swiss Meringue Buttercream. Así pues, mi hermano y sus compañeros se llevaron una docena de cupcakes de vainilla rellenos de chocolate cubiertos con un buttercream de merengue suizo. Para la masa, nada de experimentos, la receta de siempre para los cupcakes de vainilla, que sé que nunca falla. La podéis consultar aquí.


Para el relleno de chocolate quise probar un truco rápido y fácil. Congelamos unas onzas de chocolate, y en el momento en que colocamos la masa de los cupcakes en las cápsulas, añadimos una onza por cápsula. Y ya está, al horno, y ya tenemos nuestros cupcakes rellenos de chocolate.

Para la cobertura, decidí que ya era hora de probar el Swiss Meringue Buttercream, con la clásica receta del 1, 2, 3 (1 parte de claras, 2 de azúcar y 3 de mantequilla). En este caso, yo usé 100 gr de claras, y por lo tanto, 200 gr de azúcar y 300 gr de mantequilla. 

Aunque no tiene mucha dificultad, es bastaaaaaante más laborioso de preparar que una buttercream normal. Para preparar mi Swiss Meringue Buttercream usé este tutorial de Sugar Mur. He de decir que mi guerra particular la tuve a la hora de "montar" las claras. Vamos, que con la Kitchen Aid debe de ser una maravilla, pero mi triste batidora/amasadora no pudo con ellas. Menos mal que tengo el accesorio de barillas del minipimer, aunque me quedé sin brazos, las claras formaron picos!!! 

Esta buttercream tiene una textura muy buena, es muy consistente y aguanta bien fuera de la nevera (ideal en verano). Sobre el sabor, a mi me recuerda a la mantequilla de tres colores o la mantequilla de Soria.


Conclusiones del experimento. El Swiss Meringue Buttercream está bueno, pero a mi no me compensa el trabajo que llega a dar. me quedo con el buttercream normal. Y sobre el relleno de chocolate, la idea es buena, pero tengo que perfeccionar la puesta en escena. Creo que le iría bien un poco más de chocolate, y quizás modelar la onza para que quede más estético. Sea como sea, cuando haga nuevas pruebas os la enseñaré. De momento, ¿que os parecen estos?


martes, 18 de octubre de 2011

Mi primer Carrot Cake

Cuando empecé a llevar cosas a la oficina, alguno de mis compis me hicieron alguna que otra solicitud. Así que hoy os presento la de Iñaki, un carrot cake. La verdad es que debo agradecerle el "pedido", ya que, hasta la fecha, siempre me había echado para atrás este tipo de pastel, por el tema de la zanahoria. Bien, a l@s que estéis como yo, animaros, no os vais a arrepentir.

Para la receta, usé esta de la web de cocina de la BBC (un gran sitio para buscar recetas, por otro lado, hay miles y tienen todas muy buena pinta)


Ingredientes

Para la masa:
  • 300 gr de harina
  • 2 cucharadas soperas de canela molida
  • 1cucharada sopera de levadura
  • 1/2 cucharada sopera de bicarbonato
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 200 gr de zanahorias
  • La ralladura de la piel de una naranja
  • La ralladura de la piel de un limón
  • 150 gr de nueces picadas (yo no lo puse, porque soy alérgica)

Para la cobertura:
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50gr de azúcar glass
  • 250 gr de queso crema (tipo Philadelphia)

Precalentamos el horno a 150º (130º si tiene ventilador).
En un bol ponemos la harina, la canela, la levadura y el bicarbonato y mezclamos con el azúcar. Mientras, batimos los huevos junto con el aceite y la ralladura de la naranja y el limón. Picamos la zanahoria lo más fina posible (yo lo hice con el accesorio picador del minipimer) y la incorporamos a la mezcla. Añadimos la mezcla de la harina, canela, etc y batimos a baja velocidad hasta que todos los ingredientes hayan quedado bien incorporados.
Ponemos la mezcla en un molde de unos 20 cm (el mío era de 23) y horneamos. En la receta ponía una hora y 20 minutos. Yo lo tuve una hora y quedó perfecto, pero ya sabéis que depende de cada horno. Como siempre, pincharemos el centro con un palillo para comprobar que esté hecho.

Mientras se enfría, haremos la crema de queso. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté perfectamente incorporado y luego añadimos el queso. Dejamos enfriar en la nevera hasta que la mezcla esté dura pero manejable.

Una vez frío el bizcocho, desmoldamos y lo cubrimos con la crema de queso con una espátula (que en ese momento no tenía y por lo tanto no ha quedado tan bien como hubieses deseado)

Y ya está, un delicioso pastel que además os dejará un aroma increíble en la cocina durante el resto del día!




lunes, 17 de octubre de 2011

Ya tenemos ganadora!!

Lo prometido es deuda, he tardado un poquito más de los esperado pero ya está, ya tenemos ganadora. Para realizar el sorteo, he usado al herramienta Fruit Machine y aquí debajo podéis ver como ha ido el sorteo:



Muchas felicidades a Elixabet! Te llevas las cápsulas para cupcakes!

Y mañana... Carrot Cake!!

jueves, 13 de octubre de 2011

Los mejores cupcakes que he hecho jamás (Naranja y Chocolate)

Aunque existen miles de recetas de cupcakes, he de confesar que me cuesta probar cosas nuevas. Tengo la mala costumbre de, muchas veces, ir a lo seguro sin experimentar, aunque he de reconocer que esl blog me ayuda a tirarme a la piscina (no podría enseñaros día tras día los mismos cupcakes, no?)

Así pues, hojeando todas las recetas que tengo impresas (y que son unas cuantas), decidí dejarme inspirar un poco. La inspiración llegó, como no, de la mano de Alma, de Objetivo Cupcake, y de su receta de cupcakes de chocolate con naranja (que podéis encontrar aquí)

Como ya he dicho me cuesta experimentar y tirarme a la piscina, pero tampoco quiero calcar recetas de otros blogs, así que decidí hacer unos cupcakes de chocolate y naranja a mi manera, juntando diversas recetas cogidas de aquí y allí.


Para la base, o sea, para los cupcakes propiamente dicho utilicé la receta de los cupcakes de vainilla que uso siempre - es difícil cambiar cuando algo funiona tan bien. La receta la podéis recuperar en este post.

Una vez fríos, los rellené con mermelada de naranja amarga (en este caso, usé una mermelada sin azúcares añadidos de La Vieja Fábrica) Para rellenar los cupcakes existen diversas maneras. Yo, en este caso, lo hice cortando la parte de arriba con un cuchillo tal y como explican en este tutorial. Que no os de miedo, yo pensaba que sería difícil hacer el corte y demás, pero no, es super sencillo.

Una vez rellenos, toca el buttercream. Para estos cupcakes me basé en esta receta de Gadgets & Cuina, y he de decir, es la mejor receta de buttercream de chocolate que he probado. La hice así:

EL MEJOR BUTTERCREAM DE CHOCOLATE

Ingredientes (para decorar 6 cupcakes)

  • 110 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 25 gr de cacao en polvo sin azúcar (yo uso el de Valor)
  • 110 gr de azúcar glass tamizado
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Batimos la mantequilla hasta que este cremosa. Añadimos el chocolate y batimos hasta que esté bien mezclado. Luego, añadimos la vainilla y el azúcar glass poco a poco mientras seguimos batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan incorporado perfectamente. Nos quedará un buttercream con una muy buena consistencia y con mucho sabor a chocolate. Sólo falta ponerlo en la manga pastelera y decorar los cupcakes. Com habitualmente, he decorado con la boquilla 1M de Wilton.

Y el resultado...


Chocolate por fuera, naranja por dentro. Para mí, que me encantan los cítricos y el chocolate, no puede haber combinación mejor. 


Si no os gusta la naranja, podéis usar cualquier otra mermelada. De hecho, también los he hecho con mermelada de frambuesas y quedan también muy ricos.

Las cápsulas que he usado son de Wilton. Era la primera vez que las usaba y me han decepcionada un poco, ya que los papeles eran blancos y como podéis ver después del horneado transparentan bastante. A parte de eso, para el molde que yo tengo, los papeles me son un pelín grandes, y se me arrugan al echar la masa.

PD Acordaros que aún estáis a tiempo de participar en el sorteo. Toda la info aquí.


lunes, 10 de octubre de 2011

¡¡1000 visitas!! Lo celebramos con un sorteo

Hace poco más de tres meses que empecé este blog, con muchas ganas de compartir mis primeros pasos en el mundo de los cupcakes. Inevitablemente, detrás de los cupcakes vinieron las galletas, las tartas y demás, y esto ya se ha convertido en parte de mi vida y rutina semanal. Hoy es un día especial, ya que el blog celebra sus primeras...


Y evidentemente, es gracias a todos vosotr@s que me leéis. Ya sé que 1000 visitas tampoco es nada del otro mundo, pero a mi me hace mucha ilusión, así que para agradeceroslo, he decidido hacer ¡¡el primer sorteo del blog!!

El premio, este pack de 72 cápsulas para cupcakes:



¿¿No creéis que son perfectas para Halloween?? Son 72 cápsulas de 6 cm de diámetro. Para mi, tienen una medida ideal, y aunque este modelo en concreto no lo he usado, ya he horneado cupcakes con otro modelo de esta misma marca y aguantan muy bien el color.

Para entrar en el sorteo sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada, y sobretodo, dejad vuestro email para poder ponerme en contacto con el/la ganador/a!! El plazo para participar en el sorteo es desde ya mismo y hasta el domingo día 16 a las 12 de la noche. Podéis participar absolutamente todos, viváis donde viváis! El lunes 17 anunciaré al afortunad@.

Así que ya sabéis, animaros a participar, y mucha suerte a tod@s!!

sábado, 8 de octubre de 2011

Stormtroopers y el poder del lado oscuro


AVISO: Esta entrada puede contener momentos muy frikis.


Si hay una saga que haya marcado mi infancia, adolescencia y juventud, y que me haya dado muy buenos momentos compartidos con mi hermano, es Star Wars. Paradójicamente, me casé con un hombre que jamás había visto a Darth Vader decir aquello de "Yo soy tu padre" (hecho ya solventado), pero esto ya no viene a cuento. Lo de Star Wars en general sí. Me empezaré a explicar. Para alguien como yo (que entre mi hermano y una servidora coleccionamos creo que ya van cuatro ediciones distintas de la saga - VHS, VHS remasterizado, DVD, Blu-Ray) y que se acaba de aficionar a los cupcakes, era cuestión de tiempo que buscase en google "star wars cupcakes" para ver todo lo que la gente puede llegar a crear, así que hará como dos meses me puse a ello. Entre las diversas páginas y fotos que encontré, llegué hasta la página de unos tales "Williams Sonoma" (que aunque ahora cuento los días para viajar a US y sumergirme en una de sus tiendas, hasta hace tres meses no sabía qué o quién eran) que tenían, atención, un kit de cupcakes de Star Wars. De hecho, dos. Rebeldes e Imperio. Estos:



Que no me digáis que no son para morirse, con sus toppers de Darth Vader y Luke Skywalker...



En fin, a lo que íbamos, que evidentemente me faltó tiempo para darle al botón comprar. Pero aunque desde hace un mes ya envían a España, en ese momento no lo hacían (y acabo de ver que los productos de Star Wars no se envían internacionalmente). Así que, Ebay que te quiero Ebay. Los encontré, pero, entre el precio y los gastos de envío... soy friki, pero no tanto, que no dejan de ser papelitos. de todas formas, volví a la web de Williams Sonoma, y mientras miraba los papelitos con melancolía, abajo, a la derecha, unas palabras captaron mi atención: "You may also need". Y allí, debajo de esas inocentes letras, algo que, sí o sí, tenía que ser mío:


Y es que, ya me estaba imaginando cortando esos Darth Vader, ese Yoda, y llevándole una caja a mi hermano sabiendo que alucinaría.


Pero claro, estábamos en las mismas. Así que, otra vez para Ebay y otra vez igual, lo poco, todo carísimo (y además, con el inconveniente de que cualquier paquete que pase de los 30 euros y venga de fuera de la UE te lo pueden parar en aduanas, con lo cual es un lío descomunal en el que no tengo ganas de entrar). Pero como una es tenaz y perseverante, fui buscando día tras días hasta que apareció un vendedor que a) parecía fiable b) tenías los cortadores a un precio razonable y c) los gastos de envío no eran exagerados. Así que, puja que te puja, conseguí mi set de cortadores!

Una vez en mi poder, tocaba usarlos. Yo, ingenua de mi, que en la vida había decorado galletas con glasa, decidí tirarme a la piscina y decorar con glasa unos Stormtroopers y unos Darth Vader.

Horneé varios de cada, y teñí de verde parte de la masa para hacer a Yoda. A Boba Fett decidí dejarlo para otro día. Y ahí empezó el calvario. Mi primera glasa quedó bien, en lugar de claras usé polvo de merengue de Wilton y conseguí una buena consistencia a la primera.

El tema colores parecía más bien fácil, total, sólo necesitaba blanco y negro y el blanco ya lo tenía. El problema vino con el negro. Ni un bote entero de colorante negro de Wilton tiñe la glasa. Desconozco si hay algún colorante que de blanco te tiña a negro, pero el de Wilton os aseguro que no. Tenía dos opciones. O me olvidaba de decorar a Darth Vader, o Darth Vader se volvía gris. Decidí probar lo segundo, y así practicaba con la manga. Darth Vader en gris es un horror. Me lo comí para hacerlo desaparecer rápidamente. Gris o negro, estaba rico, eso sí.

Plan B. Las galletas de Yoda ya eran verdes, las de Darth Vader, pues color galleta, y como a una servidora se le había metido entre ceja y ceja que le llevaba una caja de galletas de Star Wars a su hermano, decidí intentar decorar ni que fuesen dos Stormtroopers decentes para poner encima de todo. Doy gracias al inventor del fondant, y al del rotulador de tinta comestible. Es la manera más fácil y rápida de decorar un Stormtrooper. Cortamos el fondant con el cortador de galleta, pegamos el fondant en la galleta, esperamos a que seque, cogemos el rotulador, pintamos lo que debe ser negro y...




... Nos salen unas galletas de Stormtrooper bastante logradas. No hace falta decir que a mi hermano le encantaron. 

A la semana siguiente repetí Stormtroopers y confirmé lo que me temía: para Darth Vader,  lo mejor y más fácil, fondant negro. 


PD: He añadido unas pestañas en la parte superior del blog para acceder a las entradas antiguas clasificadas por tipo (cupcakes, galletas, tartas, ...) ¡Espero que os guste y os sea útil!

martes, 4 de octubre de 2011

Cupcakes Perrunos

Hacía tiempo que tenía pendientes unos cupcakes con fondant, así que cuando quedamos con Jaume para conocer a Penny, su nueva perrita, pensé que era una ocasión perfecta para preparar unos cupcakes con motivos caninos.

Tenía que ser una cosa fácil. Sólo necesitaba unos cupcakes de vainilla con mi receta de siempre (esta) y fondant para la decoración, que iba a ser coser y cantar. La idea era cortar unos círculos de la medida del cupcake y luego, con el cortador de galletas de la patita de perro, hacer las huellas y colocarlas encima del círculo del fondant.

Hice los cupcakes como siempre, los dejé enfriar y saqué los cortadores para ponerme manos a la obra. y... oh, disaster! ¡El cortador de patita de perro es más grande que mi cupcake!! Bueno, imaginación al poder, toca buscarse la vida. La solución, al final, resultó ser sencilla. gracias al juego de cortadores redondos, con el más pequeño hice la parte mas grande de la pata. Las partes mas pequeñas, como no tenía ningún cortador, usé la parte de arriba de la boquilla 1M de wilton como cortador, cortando medias lunas. Luego, fui dando forma tanto a los círculos como a las medias lunas hasta conseguir la misma forma que con el cortador de galletas, pero más pequeño.

Y el resultado, (aunque con más trabajo que el esperado), este:



Los papeles son de PME y, hasta la fecha, los mejores que he probado, y con diferencia!


lunes, 3 de octubre de 2011

And the winner is...

La tercera edición del Sugar 09 ya es historia, pero antes de ponernos a pensar en la del año que viene, nos faltaba saber los ganadores del concurso de tartas. Son estos:


PREMIO DEL PÚBLICO
Mª Isabel Fabelo - "80 días"




PREMIO A LA TÉCNICA
Berna García, de Ilusiona Cakes - "Viajando con ilusión"



PREMIO A LA PRESENTACIÓN
Charo Chic Cakes - "Donde el viento te lleve"



PREMIO A LA ORIGINALIDAD
Leandra Barela, de Mundo Azúcar - "El Mundo"


¡Enhorabuena a los ganadores y a todos los participantes!