miércoles, 27 de julio de 2011

Pseudo cupcakes

Aunque he intentado no hacer cupcakes sin destinatario, a veces cuesta resistirse, así que he decidido hacer pseudo cupcakes, o dicho de otro modo, cupcakes sin buttercream, así que, en marcha una docena de mis cupcakes de vainilla favoritos!!



Pero claro, verlos allí tan solos, sin nada que les acompañase... Pues con un poco de mantequilla y mermelada.. ideales para desayunar!!


Y para la merienda... Un poquito de nocilla, unas virutas de chocolate y... 




La cobertura más fácil y rápida de la historia!! Quedan buenísimos y más ligeros que con cualquier buttercream (dentro de lo ligera que pueda ser la nocilla, claro!), y tenemos unos cupcakes super resultones en un pis pas!!

martes, 26 de julio de 2011

Vainilla y chocolate, y mi nueva amasadora

Los cupcakes tienen un problema. Bueno, no, los cupcakes en si, no, las recetas. Todas son para un montón de cupcakes, y claro, si vas haciendo, luego vas comiendo, y en casa sólo somos dos... En fin. que he decidido que los viernes serán el día del cupcake (o de la galleta, o de lo que me salga) en mi trabajo, y así repartiré las calorías con los compis.


Para el estreno, cupcakes de vainilla con buttercream de chocolate:




Pero antes de eso, os tengo que presentar mi substituto (cutre, cutre)  de la Kitchen Aid (electrodoméstico del que hace un mes y medio ni había oído hablar y por el que ahora suspiro). En fin, que como la Kitchen Aid vale lo que vale, pero no hay quien haga cupcakes (y mucho menos la buttercream) con un minipimer, me decidí a buscar una batidora amasadora de mano baratita para poder ir haciendo.
La idea era comprar algo así:


Pero una vez en la tienda, habiendo elegido ya una de este estilo descubrí que, por una pequeña diferencia de precio (y cuando digo pequeña, digo 5 euros más de lo que pensaba gastarme), encontré este bicho por 46,90€:


Que por ese precio, el soporte y el bol incorporado valen la pena. Vamos a ver, no es ni de lejos algo decente, es puro plástico y al amasar no llega a los lados ni al fondo del bol (problema solucionable fácilmente con una cuchara sopera que "repase" los bordes), pero al menos no te dejas el brazo sujetando la amasadora y, además, tiene un sistema para que el bol también vaya girando, ayudando a mezclar. El bicho en cuestión  (para quien le pueda interesar) se llama Grand Chef XXI Mod BA5510 de Solac.

Y vamos a por los cupcakes. Los hice con la receta de vainilla de siempre (la que esta aquí), y para el buttercream, probé una receta de Gadget's & Cuina (la podéis ver aquí). Yo la hice así:

Ingredientes (para 12 cupcakes)

220 gr de mantequilla pomada
1 cucharada de extracto de vainilla
80 gr. de cobertura de chocolate (yo usé la de Nestlé postres)
180 gr. de azúcar glass (la receta original dobla esta cantidad, pero yo prefiero hacerlo siempre con menos azúcar ya que si no queda muy dulce para mi gusto)
4/5 cucharadas soperas de leche

Batimos gran parte de la mantequilla con el extracto de vainilla hasta que esté cremosa. En el microondas, fundimos el chocolate con el resto de la mantequilla. Una vez que el chocolate ya no esté caliente lo añadimos a la mantequilla y mezclamos. Añadimos el azúcar glass a cucharadas. Una vez que esté bien mezclado, incorporamos la leche poco a poco mezclando con una espátula, y a decorar!!

Para estos cupcakes usé la boquilla 1M de Wilton para hacer las rosas y añadí unos sprinkles con forma de corazón!

Y aquí tenéis la caja que llegó al trabajo y que duró bien poco.



miércoles, 20 de julio de 2011

(Demasidas) Compras

Esto de los cupcakes es adictivo y peligroso para el bolsillo. Porque a más lees y te informas, más cosas necesitas. Así que, tercer pedido online en marcha. Esta vez, en la web de enjuliana. Todo muy bien, muy rapido, y gastos de envío gratis por Seur a partir de 55 euros de compra.

Y estas fueron las compras:

- 2 biberones (pequeño y medidano) para cuando me decida a hacer galletas y preparar glasa...


- Una lira cortatartas (también pendiente de probar).


He de decir que la lira me llegó rota, les llamé y al dia siguiente ya tenía una nueva!

- Un paquete de fondant rojo.




- Unos moldes para cupcakes, ya que en los de silicona de Lekué los papeles quedan justos...


- Y unos rotuladores comestibles (de tinta comestible, para ser mas exactos)





Y con esto y un bizcocho, en el siguiente post, cupcakes con buttercream de chocolate!!

martes, 12 de julio de 2011

Y por fin... mis primeros cupcakes decentes!!

Después de tanta compra llegaba el momento de darle uso, así que me dispuse a hacer lo que serían mis primeros cupcakes decentes.


Para esta ocasión usé la receta de fiesta fácil que ahora os pondré, con una buttercream de chocolate blanco (receta de Gadgets & Cuina), teñido de verde menta. El resultado, este (el de prueba):



Y estos seis, que se fueron con mi madre y mi hermano, que desde que vió los de oreo pedía cupcakes a gritos:



Como véis, los papeles perdieron un poco el color, sobretodo en el de arriba, que era azul clarito. El rojo, aún aguantó bastante. El problema más grande lo tube con los moldes. Los moldes para muffin de Lekué que os enseñé en la primera entrada son pequeños para la mayoría de papeles de cupcakes (para los de los chinos van perfectos), y me quedaron un pelín arrugados.

Ahí van las rectetas:

Para los cupcakes de vainilla, salen 12:

Ingredientes:

125g de mantequilla reblandecida
125 de azúcar
2 huevos
125g de harina con levadura
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
2-3 cucharadas de leche

Como no tenía batidora de varillas, usé minipimer, así a lo bruto, ya la verdad es que quedaron muy bien, muy muy esponjosos.
Para hacerlos con el minipimer, primero mezcláis la mantequilla con el azucar a mano, con una espátula, y una vez bien mezclado, añadís los dos huevos y ya podéis empezar a mezclar con el minipimer (no uséis el minipimer para mezclar el azúcar y la mantequilla, no funciona). Si tenéis batidora, batís un poco la mantequilla para que se ablande, mezcláis con el azúcar y luego añadís los huevos uno a uno. Luego se añade la harina poco a poco, la levadura, el extracto de vainilla y la leche. Si lo habéis hecho con minipimer, la mezcla os quedará más líquida que con la batidora.
Y como simepre, al horno a 180 (si tiene ventilador, un pelín menos, yo lo pongo a 160) 20 minutos, y listo!!

Para el buttercream de chocolate blanco (da para cubrir 8 cupcakes)

- 200 gr. de queso Philadelphia
- 100 gr. de mantequilla reblandecida
- 180 gr. de cobertura de chocolate blanco (como no tenía, usé Milkibar)
- 2 cucharadas de leche

Batimos el queso con el chocolate blanco fundido (yo lo hago con el microondas, añadiendole un poco de mantequilla). Una vez que esté bien mezcado, añadimos la mantequilla y batimos hasta que esté homogéneo. Para acabar, añadimos las dos cucharadas de leche y mezclamos a mano. Yo aquí le añadí colorante líquido Vahine hasta lograr el color deseado (en este caso, verde menta) y decoré con la boquilla 1M de Wilton.

Este buttercream no lleva azúcar y no queda tan dulce como otros, aunque para mi gusto sabe poco a chocolate blanco y más a mantequilla.



lunes, 11 de julio de 2011

Y más compras...

¿Que pasa si a una adicta a las compras le creas nuevas necesidades? ¡Premio! Se convierte en monstruo. Y aquí la monstrua que tiene demasiado tiempo libre, después de dos días pegada a internet descubriendo el mundo de los cupcakes decidió hacer una nueva compra online antes de lanzarse a hacer los primeros cupcakes decentes de su historia. Y como no hay dos sin tres, y a la tercera va la vencida, he aquí la tercera entrega de mis compras cupcakeras.

Esta vez el experimento fué con Comercial Minguez, super bien también, hice el pedido el domingo por la tarde y el martes a mediodía lo tenía en casa.

Mi pedido:

- Otro paquete de mangas desechables, nunca se sabe, y como las acabaré utilizando, pues así ya las tengo:


- Como se me había quedado la espinita clavada... la boquilla 1M de Wilton, que por cierto, no se parece en nada a la de la foto del catálogo (esta):

A la realidad (esta):

Y aquí os dejo la comprativa entre la 1M de Wilton (a la izquierda) y la 213234 de Städter:



- 4 cajas de transporte para 12 cupcakes que ya he probado y van genial, a parte de ser super económicas.

- Unos papeles para cupcakes azules lisos, y que conservan absolutamente todo el color después del horneado, aunque algunos se han despegado (no sé si por el papel, o por el cupcake)

- Y un colorante en pasta de Wilton, rosa fucsia, que aún no he probado.


Y después de tantas compras, toca usar lo comprado, así que en la proxima entrada, mis primeros cupcakes decentes!!

domingo, 10 de julio de 2011

Sigo de compras

Antes de abordar mis primeros cupcakes "de verdad", y sin querer, ya que estaba de paso, hice una pequeña compra en la tienda "Gadgets & Cuina" de l'Illa Diagonal, en Barcelona. Por lo que sé, tienen dos tiendas más en el Mercta de la Boqueria y en la calle Aragó (esta se ve que es la más grande, tengo que ir a comprobarlo).
No hice una gran compra, unos papeles para cupcakes y una boquilla.
La boquilla es esta que os pongo de Städter, la 213234. Es muy parecida a la 1M de Wilton (por no decir que es igual, o al menos, al usarla, el resultado es prácticamente el mismo).


Y los papeles para cupcakes, estos, también de Städter, y les pasa lo mismo que a los otros, la grasa se come un poco los colores (os enseñaré foto)



sábado, 9 de julio de 2011

Primeras compras

Después de los cupcakes de oreo decidí que si queria seguir con esto tenía que dejar de comprar las cosas en los chinos y empezar a usar cosas "de verdad". Así que tiré del sr. google y después de las mil y una páginas de accesorios de cocina me decidí a hacer mi primer pedido en "For the cakes" (os iré explicando todas mis compras - de eso sí que sé y las experiencias con las diversas tiendas online)


El proceso de compra es simple, y el envío fue super rápido y llegó todo muy bien embalado. Esto fué lo que pedí:


- Para empezar, como no, una boquilla. Mi gozo en un pozo porque la 1m de Wilton estaba agotada (reponen bastante rápido, a la semana siguiente ya volvía a estar disponible) pero como quería una boquilla YA, cogí esta boquilla de flor de 16mm. Tengo que decir que es bastante más grande de lo que parece en la foto, aunque luego al usarla queda muy bien. Aún no la he probado con los cupcakes, pero hice un experimento con puré de patata, que por cierto, quedó monísimo!!



- Evidentemente, necesitaba también una manga pastelera, y como soy muuuy vaga y recuerdo la vieja manga pastelera de mi madre, de tela, y que luego se tiraba el dia limpiando, me alegré al descubrir que estamos en el siglo XXI y existen las mangas desechables. Simplemente perfectas!





- Lo siguiente que necesitaba eran las cápsulas,que las de los chinos no tienen glamour ninguno, asi que, para empezar, me decicí por este surtido. La verdad es que ya las he usado en un par de ocasiones y no son muy resistentes a la grasa, los colores quedan un poco apagados, aunque de precio no está mal.





- Y para acabar, unas cajas de transporte para cupcakes. Como no quiero acabar hecha una bola, pero quiero seguir haciendo cupcakes, sólo queda la opción de que se los coman otros (familia, amigos, compañeros de trabajo). En esta tienda venden las cajas y los soportes por separado y hay que comprar mínimo dos unidades. Yo cogí dos cajas de 25x25, que son de muy buena calidad, y dos soportes para 6 cupcakes cada uno que encajan perfectamente en la caja, aunque los cupcakes quedan un poco sueltos dentro de los soportes.

En la siguiente entrada, más compritas!!

viernes, 8 de julio de 2011

Segundo asalto: Cupcakes de oreo (y como descubrir que necesito un robot de cocina)

Para mi segunda tanda de cupcakes decidí probar los cupcakes de oreo, que la verdad. tenían una pinta estupenda. Así que me fui al super a por Oreos y manos a la obra.
Hay varias recetas de cupcakes de Oreos por la red, yo me decidí por esta de Cupcake Obsesion, y a la verdad es que estaban buenisimos, aunque el proceso es más laborioso que en los cupcakes básicos.


Ahí va la receta:

Ingredientes para 18 cupcakes:
  • 2 huevos
  • 140 gr de azúcar
  • 115 gr de harina (yo usé harina bizcochona, de la que viene con levadura)
  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 60-70 ml de leche
  • 6 galletas oreo
  • 2 cucharadas y ½ de cacao sin azúcar
Como siempre, precalentamos el horno a 160ºC y preparamos el molde con los papelitos (aquñi seguía con mis papelitos de los chinos)

Cogemos las galletas y las machacamos. Yo lo hice primero con un mortero, pero como no hay manera humana de machacarlas bien (esos o que yo soy muy vaga para estar tanto rato con el mortero) decidí acabar el proceso con un molinillo eléctrico (sí, el del café). A lo mejor soy muy bruta, pero quedó un polvo de Oreo genial!!!

Machacadas las galletas, batimos el azúcar con la mantequilla (a temperatura ambiente!!!) y cuando esten bien mezclados añadimos los huevos hasta que esten bien integrados en la mezcla.
En otro bol mezclamos la harina, el cacao, la levadura y las galletas machacadas y las tamizamos. Una vez tamizadas, añadimos la mezcla poco a poco a la otra mezcla y batimos. Para acabar, añadimos la leche mezclada con la vainilla.
Llenamos los moldes 1/3 y al horno 20 minutos, comprobando con un palillo que esten hechos por dentro.




Para la buttercream:
  • 140 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 gr de azúcar glas (en la receta original son 180gr, pero la primera buttercream que hice me pareció excesivamente dulce, así que en esta rebajé el azúcar. Os recomiendo que al añadir el azúcar vayáis probando la mezcla y la adeqüéis a vuestro gusto)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 6 cucharadas de leche
  • 3 oreos
  • 18 mini oreos para decorar
Machacamos las Oreo como antes y las tamizamos (es muy importante porque de lo contrario se nos atascará la manga pastelera)
Batimos la mantequilla (yo la bato con las barillas hasta que está cremosa) y añadimos el azucar glass hasta que esté bien incorporado. Añadimos la leche, el extracto de vainilla y las oreo machacadas (y tamizadas!!!!) y batimos hasta obtener una buena consistencia.

En esta ocasión, usé una manga pastelera de los chinos (otra vez) pero de la gama "premium" (valía 1,50€!) con lo que la decoración no fué tan horrible (aunque dista de lo que debería de ser) 




Los cupcakes quedaron buenísimos, pero me dejé el brazo con la batidora de mano. Necesito un robot... YA!!

miércoles, 6 de julio de 2011

Los comienzos son duros

Hacía tiempo que la idea me rondaba por la cabeza. Una mañana decidí que ya tocaba ponerla en práctica. Un vistazo a internet y una visita al supermercado y ya lo tenía todo (o eso creía). Esa tarde haría mis primeros cupcakes.
Decidí empezar, como no, con una receta básica de cupcakes, y me decidí por esta, del blog fiesta facil. Me decidí por esta, y no otra, básicamente por lo perdida que me encontraba con la cantidad de ingredientes de los que nunca había oido hablar. Y como en esta receta hay hasta foto de los mismos, no había riesgo de equivocación.
Así que me puse manos a la obra, mezclé los ingredientes y me dispuse a rellenar los papeles que compré en los chinos (he de decir que un primer momento los llené así tal cual, sin molde, pero en un minuto me dí cuenta de que, si en la receta dicen que uses un molde, es para algo!!)
En fin, que una vez el molde (usé este que os pongo debajo, de Lekué, que era el único que tenia por casa), al horno 20 minutos.
20 minutos después tenía unos cupcakes bastante aceptables. Así que era el momento de la buttercream. Para mi primera buttercream escogí esta recta básica de buttercream de vainilla que me pareció bastante facil de hacer. El único problema es que las medidas de los ingredientes estan en tazas, y claro, ni pajolera idea de a que tipo de tazas se refieren. Al final encontré esta tabla de medidas y equivalencias que me salvó la vida.
La verdad es que es muy sencilla de hacer, y no se necesita más que un bol y una espátula, aunque he de decir que me quedó un pelín liquida (luego descubrí que meter la mantequilla en el microodas para ablandarla no era buena idea). Para hacer mis primeros cupcakes más especiales decidí colorear la buttercream con colorante líquido (de la marca Vahiné, y que es el único que encontré en el supermercado)
Y sólo quedaba decorar. Lección número uno: la manga pastelera con sus correspondientes boquillas de los chinos, a 0,75 céntimos, no dan buenos resultados (pero en aquellos dias - hace sólo cuatro semanas- no sabía que narices era una boquilla 1M, ni sabía nada de un tal Wilton) En fin, que quedaron unos cupcakes... bueno, unos primeros cupcakes, que fueron estos:



Que entre la foto hecha con el móvil y los cupcakes en si, pues eso... 

(todo esto que os explico es de hace poco menos de un mes, ahora ya me salen mejor pero me ha parecido interesante enseñar los comienzos, y como no hago cupcakes cada dia como para ir haciendo entradas, aprovecharé para ir contando como ha sido este mes de introducción a los cupcakes)