Stormtroopers y el poder del lado oscuro


AVISO: Esta entrada puede contener momentos muy frikis.


Si hay una saga que haya marcado mi infancia, adolescencia y juventud, y que me haya dado muy buenos momentos compartidos con mi hermano, es Star Wars. Paradójicamente, me casé con un hombre que jamás había visto a Darth Vader decir aquello de "Yo soy tu padre" (hecho ya solventado), pero esto ya no viene a cuento. Lo de Star Wars en general sí. Me empezaré a explicar. Para alguien como yo (que entre mi hermano y una servidora coleccionamos creo que ya van cuatro ediciones distintas de la saga - VHS, VHS remasterizado, DVD, Blu-Ray) y que se acaba de aficionar a los cupcakes, era cuestión de tiempo que buscase en google "star wars cupcakes" para ver todo lo que la gente puede llegar a crear, así que hará como dos meses me puse a ello. Entre las diversas páginas y fotos que encontré, llegué hasta la página de unos tales "Williams Sonoma" (que aunque ahora cuento los días para viajar a US y sumergirme en una de sus tiendas, hasta hace tres meses no sabía qué o quién eran) que tenían, atención, un kit de cupcakes de Star Wars. De hecho, dos. Rebeldes e Imperio. Estos:



Que no me digáis que no son para morirse, con sus toppers de Darth Vader y Luke Skywalker...



En fin, a lo que íbamos, que evidentemente me faltó tiempo para darle al botón comprar. Pero aunque desde hace un mes ya envían a España, en ese momento no lo hacían (y acabo de ver que los productos de Star Wars no se envían internacionalmente). Así que, Ebay que te quiero Ebay. Los encontré, pero, entre el precio y los gastos de envío... soy friki, pero no tanto, que no dejan de ser papelitos. de todas formas, volví a la web de Williams Sonoma, y mientras miraba los papelitos con melancolía, abajo, a la derecha, unas palabras captaron mi atención: "You may also need". Y allí, debajo de esas inocentes letras, algo que, sí o sí, tenía que ser mío:


Y es que, ya me estaba imaginando cortando esos Darth Vader, ese Yoda, y llevándole una caja a mi hermano sabiendo que alucinaría.


Pero claro, estábamos en las mismas. Así que, otra vez para Ebay y otra vez igual, lo poco, todo carísimo (y además, con el inconveniente de que cualquier paquete que pase de los 30 euros y venga de fuera de la UE te lo pueden parar en aduanas, con lo cual es un lío descomunal en el que no tengo ganas de entrar). Pero como una es tenaz y perseverante, fui buscando día tras días hasta que apareció un vendedor que a) parecía fiable b) tenías los cortadores a un precio razonable y c) los gastos de envío no eran exagerados. Así que, puja que te puja, conseguí mi set de cortadores!

Una vez en mi poder, tocaba usarlos. Yo, ingenua de mi, que en la vida había decorado galletas con glasa, decidí tirarme a la piscina y decorar con glasa unos Stormtroopers y unos Darth Vader.

Horneé varios de cada, y teñí de verde parte de la masa para hacer a Yoda. A Boba Fett decidí dejarlo para otro día. Y ahí empezó el calvario. Mi primera glasa quedó bien, en lugar de claras usé polvo de merengue de Wilton y conseguí una buena consistencia a la primera.

El tema colores parecía más bien fácil, total, sólo necesitaba blanco y negro y el blanco ya lo tenía. El problema vino con el negro. Ni un bote entero de colorante negro de Wilton tiñe la glasa. Desconozco si hay algún colorante que de blanco te tiña a negro, pero el de Wilton os aseguro que no. Tenía dos opciones. O me olvidaba de decorar a Darth Vader, o Darth Vader se volvía gris. Decidí probar lo segundo, y así practicaba con la manga. Darth Vader en gris es un horror. Me lo comí para hacerlo desaparecer rápidamente. Gris o negro, estaba rico, eso sí.

Plan B. Las galletas de Yoda ya eran verdes, las de Darth Vader, pues color galleta, y como a una servidora se le había metido entre ceja y ceja que le llevaba una caja de galletas de Star Wars a su hermano, decidí intentar decorar ni que fuesen dos Stormtroopers decentes para poner encima de todo. Doy gracias al inventor del fondant, y al del rotulador de tinta comestible. Es la manera más fácil y rápida de decorar un Stormtrooper. Cortamos el fondant con el cortador de galleta, pegamos el fondant en la galleta, esperamos a que seque, cogemos el rotulador, pintamos lo que debe ser negro y...




... Nos salen unas galletas de Stormtrooper bastante logradas. No hace falta decir que a mi hermano le encantaron. 

A la semana siguiente repetí Stormtroopers y confirmé lo que me temía: para Darth Vader,  lo mejor y más fácil, fondant negro. 


PD: He añadido unas pestañas en la parte superior del blog para acceder a las entradas antiguas clasificadas por tipo (cupcakes, galletas, tartas, ...) ¡Espero que os guste y os sea útil!

Comentarios

  1. Son moloniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos!!!!! Bestialmente frikis! Y los cortadores son una pasada... Tu hermano tuvo que disfrutar como un enano.

    Me chifla tu blog. Te vienes a mis favoritos del mundo mundial :D

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! Y sí, a mi hermano le caía la baba cuando los vió!!

    ResponderEliminar
  3. Quiero comprar unos! Me puedes mandar la info a arqsweetcyn @ hotmail.com, por favor!!

    ResponderEliminar
  4. Para teñir la masa de negro, has probado a hacerla de chocolate negro?.Saludos
    Conchita

    ResponderEliminar
  5. Para teñir la glasa de negro mi recomendación es que uses el colorante en pasta de sugarflair BLACK EXTRA. Tiñe fenomenal.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!

Entradas populares