martes, 18 de octubre de 2011

Mi primer Carrot Cake

Cuando empecé a llevar cosas a la oficina, alguno de mis compis me hicieron alguna que otra solicitud. Así que hoy os presento la de Iñaki, un carrot cake. La verdad es que debo agradecerle el "pedido", ya que, hasta la fecha, siempre me había echado para atrás este tipo de pastel, por el tema de la zanahoria. Bien, a l@s que estéis como yo, animaros, no os vais a arrepentir.

Para la receta, usé esta de la web de cocina de la BBC (un gran sitio para buscar recetas, por otro lado, hay miles y tienen todas muy buena pinta)


Ingredientes

Para la masa:
  • 300 gr de harina
  • 2 cucharadas soperas de canela molida
  • 1cucharada sopera de levadura
  • 1/2 cucharada sopera de bicarbonato
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 200 gr de zanahorias
  • La ralladura de la piel de una naranja
  • La ralladura de la piel de un limón
  • 150 gr de nueces picadas (yo no lo puse, porque soy alérgica)

Para la cobertura:
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50gr de azúcar glass
  • 250 gr de queso crema (tipo Philadelphia)

Precalentamos el horno a 150º (130º si tiene ventilador).
En un bol ponemos la harina, la canela, la levadura y el bicarbonato y mezclamos con el azúcar. Mientras, batimos los huevos junto con el aceite y la ralladura de la naranja y el limón. Picamos la zanahoria lo más fina posible (yo lo hice con el accesorio picador del minipimer) y la incorporamos a la mezcla. Añadimos la mezcla de la harina, canela, etc y batimos a baja velocidad hasta que todos los ingredientes hayan quedado bien incorporados.
Ponemos la mezcla en un molde de unos 20 cm (el mío era de 23) y horneamos. En la receta ponía una hora y 20 minutos. Yo lo tuve una hora y quedó perfecto, pero ya sabéis que depende de cada horno. Como siempre, pincharemos el centro con un palillo para comprobar que esté hecho.

Mientras se enfría, haremos la crema de queso. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté perfectamente incorporado y luego añadimos el queso. Dejamos enfriar en la nevera hasta que la mezcla esté dura pero manejable.

Una vez frío el bizcocho, desmoldamos y lo cubrimos con la crema de queso con una espátula (que en ese momento no tenía y por lo tanto no ha quedado tan bien como hubieses deseado)

Y ya está, un delicioso pastel que además os dejará un aroma increíble en la cocina durante el resto del día!




4 comentarios:

  1. Felicidades Airun tiene una pinta fantástica. Me encanta el blog y la evolución que has tenido en tus cupcakes. Has hecho algun curso? en caso contrario tiene mucho mérito todo lo que realizas, te está quedando todo genial...
    Reme

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, reme! No he hecho ningún curso jamás, voy mirando tutoriales por internet y probando. Ensayo y error!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!