martes, 12 de julio de 2011

Y por fin... mis primeros cupcakes decentes!!

Después de tanta compra llegaba el momento de darle uso, así que me dispuse a hacer lo que serían mis primeros cupcakes decentes.


Para esta ocasión usé la receta de fiesta fácil que ahora os pondré, con una buttercream de chocolate blanco (receta de Gadgets & Cuina), teñido de verde menta. El resultado, este (el de prueba):



Y estos seis, que se fueron con mi madre y mi hermano, que desde que vió los de oreo pedía cupcakes a gritos:



Como véis, los papeles perdieron un poco el color, sobretodo en el de arriba, que era azul clarito. El rojo, aún aguantó bastante. El problema más grande lo tube con los moldes. Los moldes para muffin de Lekué que os enseñé en la primera entrada son pequeños para la mayoría de papeles de cupcakes (para los de los chinos van perfectos), y me quedaron un pelín arrugados.

Ahí van las rectetas:

Para los cupcakes de vainilla, salen 12:

Ingredientes:

125g de mantequilla reblandecida
125 de azúcar
2 huevos
125g de harina con levadura
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
2-3 cucharadas de leche

Como no tenía batidora de varillas, usé minipimer, así a lo bruto, ya la verdad es que quedaron muy bien, muy muy esponjosos.
Para hacerlos con el minipimer, primero mezcláis la mantequilla con el azucar a mano, con una espátula, y una vez bien mezclado, añadís los dos huevos y ya podéis empezar a mezclar con el minipimer (no uséis el minipimer para mezclar el azúcar y la mantequilla, no funciona). Si tenéis batidora, batís un poco la mantequilla para que se ablande, mezcláis con el azúcar y luego añadís los huevos uno a uno. Luego se añade la harina poco a poco, la levadura, el extracto de vainilla y la leche. Si lo habéis hecho con minipimer, la mezcla os quedará más líquida que con la batidora.
Y como simepre, al horno a 180 (si tiene ventilador, un pelín menos, yo lo pongo a 160) 20 minutos, y listo!!

Para el buttercream de chocolate blanco (da para cubrir 8 cupcakes)

- 200 gr. de queso Philadelphia
- 100 gr. de mantequilla reblandecida
- 180 gr. de cobertura de chocolate blanco (como no tenía, usé Milkibar)
- 2 cucharadas de leche

Batimos el queso con el chocolate blanco fundido (yo lo hago con el microondas, añadiendole un poco de mantequilla). Una vez que esté bien mezcado, añadimos la mantequilla y batimos hasta que esté homogéneo. Para acabar, añadimos las dos cucharadas de leche y mezclamos a mano. Yo aquí le añadí colorante líquido Vahine hasta lograr el color deseado (en este caso, verde menta) y decoré con la boquilla 1M de Wilton.

Este buttercream no lleva azúcar y no queda tan dulce como otros, aunque para mi gusto sabe poco a chocolate blanco y más a mantequilla.



3 comentarios:

  1. Voy a probarlo por Navidades!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola resultara la receta,para cualquier lugar, vivo en chihuahua México.

    ResponderEliminar
  3. voy a probarlos espero que estén ricos...mmmm que ricooos!!! :D

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar un comentario! Me hace mucha ilusión leerlos y saber vuestra opinión!!